Azafrán, un sabor único en tu cocina

El azafrán es un ingrediente único, que muchos veneran por su aroma e intensidad pero también por su naturaleza y consiguiente precio adquisitivo.

Este oro rojo es el ingrediente estrella de grandes clásicos de la cocina de todo el globo terráqueo como la bullabesa, el risotto a la milanesa o la paella.

El azafrán, una especia con historia

El azafrán es un colorante natural, un potenciador de sabor y aunque no lo parezca, un bien de lujo. Considerada la especia más cara del mundo, poderosa, versátil y hasta mitológica, el azafrán hace su aparición en casi todos los hogares que valoran por su naturaleza y sabor.

azafran

Su nombre, parecido en muchos idiomas, procede del árabe sahafaran, que deriva de asfar, amarillo. La intensa y luminosa tonalidad amarilla que los estigmas de esta planta son capaces de proporcionar a los tejidos hizo su fortuna entre las clases privilegiadas del pasado, adquiriendo un significado tanto de casta como ritual.

El porqué de su delicado cultivo

El azafrán es versatil y potenciador del sabor en la cocina (color, sabor y aroma) como a su complicado proceso de recolección. Se trata de un producto que rara vez crece de manera espontánea. Necesita de la mano del hombre para reproducirse y desarrollarse.

Cada bulbo de este oro rojo tarda dos años en florecer y normalmente da una sola flor, en el mes de septiembre. Las flores se recolectan a mano desde muy temprano, antes de que se abran y que la lluvia, el hielo o el sol las puedan estropear

Cada flor sólo tiene tres estigmas, la especia propiamente dicha, que tiene que ser separada a mano de las flores con muchísimo cuidado a lo largo de las doce horas siguientes a la recolección. Hacen falta más de 250.000 flores para conseguir un kilo de azafrán. Por ello hablamos de un producto de edición limitada.

En los pueblos antiguos y orientales, el amarillo azafrán se asociaba a la realeza y a los ritos de la fertilidad, abundancia y fuerza. En Asia, el azafrán es símbolo de hospitalidad y bienestar y en la India se utiliza para marcar la frente de aquellos que pertenecen a las castas más elevadas.

Disfruta al 100% del azafrán

Lo primero es mirar en la etiqueta y averiguar su procedencia para asegurarse de que cumple con las normas internacionales de calidad. Lo segundo, es comprarlo en hebras y no en polvo, puesto que de esta forma es más fácil darse cuenta de si el azafrán ha sido adulterado o no.

El aroma del azafrán tiene que ser intenso y limpio y su sabor ligeramente amargo. Cuanto más reciente y seco, mayor calidad, ya que si ha pasado más de un año desde la cosecha se encontrará muy húmedo y su calidad disminuye. Tiene que conservarse en recipientes herméticos metálicos o de vidrio.

Un ingrediente que le dará juego y vida a la cocina, que sorprende y tiene múltiples posibilidades gastronómicas. Así es como funcionan los colorantes, y potenciadores de sabor de calidad como puede ser un buen aliado del azafrán en la cocina, Plancton Marino.

De estos nunca debemos aceptar imitaciones ya que estaremos perdiendo el tiempo. Disfruta de la riqueza aromática que estos elementos son capaces de aportar a tus creaciones y comienza a innovar. ¿Quieres inspirarte? Observa las delicias que te enseñamos a continuación.

debocaaccion azafran

Mejillón en infusión de azafrán sobre curry francés texturizado y gelatina de Plancton Marino de Joaquin-Santander « debocaaccion ».

presedo chef azafran

Lágrimas crujientes de rodaballo con arroz meloso de azafrán y limón, fumet y Plancton del Chef Marcos Presedo

emplatamos catering

« Risotto marino de Plancton con alioli de azafrán » de Emplatamos Cátering

Laisser un commentaire