Author Archives:

receta de postras en escabeche

Ostras en escabeche ligero templado

Soy una gran aficionada a mantener las tradiciones de nuestra cultura. Y el papel de la gastronomía en la cultura es muy importante. Es por ello que, en estas fechas, me encanta deleitar a mi familia y a mis invitados con un amplio surtido de platos a partir de pescado. Y, aunque en Cuaresma y Semana Santa el bacalao es el rey en la mesa, también hay sitio para otros preparados deliciosos a partir de ingredientes del mar. Por ejemplo, ¿quién puede resistirse a un buen escabeche? El escabeche, habitualmente atribuido a boquerones y mejillones, se prepara introduciendo el alimento elegido en un preparado realizado a partir de elementos ácidos. Este preparado se puede aromatizar y aderezar con especias, hierbas, verduras e incluso frutas. Y se puede servir tanto en frío como en caliente.

Así pues, la imaginación y el maridaje es un gran aliado a la hora de preparar un delicioso escabeche. Y, con un escenario así, ¿qué tal si preparamos un escabeche de Plancton Marino, que potencie el sabor a mar, aparte de todas las propiedades?

En mi caso opté por probar esta receta de escabeche: Ostras en escabeche ligero templado. Es muy fácil de preparar con ingredientes que tenemos por casa, ¡y veréis como vuestros comensales quedan encantados!

Tiempo de elaboración: 40 minutos

IngredientesElaboraciónConsejo
  • 6 ostras
  • 30 g de puerro
  • Zumo de 1/2 naranja
  • Zumo de 1/2 limón
  • 1 rama de eneldo
  • Ralladura de limón
  • 0’5 g de plancton
  • 2 c/s de aceite de oliva
  1. Pocharemos el puerro en el aceite
  2. Una vez conseguido, añadiremos el zumo de naranja y el de limón, y dejaremos hervir.
  3. Retiramos del fuego y añadimos el eneldo. Dejamos atemperar.
  4. Cuando coja una temperatura tibia, incorporaremos el plancton y mezclaremos bien.
  5. Abriremos las ostras y separaremos la carne de la concha. Entonces, las introduciremos en el escabeche.
  6. Dejamos reposar durante unos 20 minutos para que se maceren en el preparado. A continuación, serviremos.

 

 

Os recomiendo que seáis cuidadosos con la proporción del ácido del escabeche, para evitar que el ácido se coma el sabor del plancton.

Saludos, Marina Vela

curiosidades del Plancton Marino

Curiosidades del Plancton Marino que probablemente desconoces

Ya lo conocéis. Sabéis que su sabor es un bocado de mar. Sabéis de su inconfundible y característico color verde. Y sabéis que podéis usarlo en infinidad de recetas, desde las más innovadoras a las más tradicionales. Sin embargo, seguro que hay muchos datos curiosos del Plancton Marino que ni os imagináis. ¿Hacemos una prueba?

Curiosidades del Plancton Marino

  1. El alimento del mar. De naturaleza totalmente natural y orgánica, es el inicio de la cadena de alimentación de mares y océanos, alimento principal de las ballenas y otras muchas especies marinas. Si desapareciese el plancton, la vida en el mar desaparecería también, pues dependen de él.
  2. Hay quienes categorizan el Plancton como uno de los pulmones del planeta, debido a la cantidad de oxígeno que produce (Más del 50% del que respiramos). Además, es fundamental para la regulación del clima de nuestro planeta.
  3. Familia numerosa. La familia del Plancton es enorme. De hecho, está conformada por más de 35.000 especies.
  4. Gran valor nutricional. La cantidad de omega 3 que contiene supera al aceite de oliva. También contiene vitaminas y antioxidantes, ácidos grasos, proteínas y aminoácidos. Como veis, ¡es muy completo a nivel nutricional!
  5. Plancton, en griego, significa “errante”. Su tamaño microscópico le hace estar a merced de las mareas, impidiéndole además hundirse. Por ello, captan la luz natural. De hecho, en la superficie hay mucho más plancton que en las aguas más profundas.
  6. Visible desde el espacio exterior. Cuando se junta en grandes masas tiñe de su verde característico el agua del mar. Y lo hace de una forma tan llamativa que ha permitido que se visualicen esas agrupaciones de Plancton Marino desde el espacio.

¿Conocíais estas curiosidades sobre el Plancton Marino? Seguro que más de una os ha sorprendido. Ya veis que no deja indiferente a nadie, ni en cuanto a su sabor ni en cuanto a su naturaleza.

pescado en adobo

Pescado en Adobo de Plancton Marino

Pocos sabores hay tan nuestros como el del pescado en adobo. ¡Y pocos aromas son capaces de despertar nuestros sentidos como el de este aderezo! Sin embargo, ¿se os ha ocurrido alguna vez preparar un pescado en adobo a base de Plancton Marino?

¿Y por qué no? Ya sabéis que siempre os animo a atreveros a experimentar (y a sorprenderos) con la versatilidad del Plancton Marino. En esta ocasión, os traigo una receta para adobar pescado que enriquecerá, aún más, ese delicioso y tan característico sabor.

Y como os tengo acostumbrados, se trata de una receta muy sencilla y que podéis preparar en muy poco tiempo! Eso sí, tened en cuenta el tiempo de maceración del pescado en adobo. Éste debe ser, mínimo, de unas 12 horas para que penetre bien y recoja todo el sabor que queremos darle a nuestro adobo.

Ingredientes para 6 personasElaboraciónConsejo
  • 600 g de pescado limpio
  • 1 diente de ajo
  • ½ cucharadita de comino molido
  • ½ cucharadita de orégano seco en hoja
  • 5 g de hojas de perejil
  • 30 g de aceite de oliva
  • Zumo de ½ lima pequeña
  • 5g de agua
  • 1´5g de plancton
  • Sal
  • Panko
  • Harina
  • Huevo batido
  • Aceite
  1. Echaremos en un mortero el ajo, las hojas de perejil y un buen pellizco de sal. Trituraremos hasta que obtengamos una pasta más o menos homogénea.
  2. A continuación, añadiremos al mortero ½ cucharadita de comino molido, otra ½ de orégano seco y el zumo de ½ lima. Removemos y reservamos.
  3. Hidrataremos el plancton como acostumbramos. A continuación, añadiremos el contenido  mortero.
  4. Limpiaremos el pescado y lo cortaremos en trozos del tamaño deseado.
  5. A continuación, impregnaremos cada pieza de pescado con la mezcla que hemos obtenido en el bol. Dejaremos reposar de 12 a 24 horas, para que se impregnen bien los sabores.
  6. Finalmente, enharinamos el pescado. Después, lo pasaremos por huevo batido y panko, para posteriormente freír en abundante aceite de oliva caliente. Doraremos por ambas caras.
  7. Al terminar, colocaremos las piezas de pescado sobre papel absorbente para escurrir el exceso de aceite.
  8. ¡Servir y disfrutar!

Seguro que os estáis preguntando por el característico sabor del adobo en esta receta. En este caso particular, es mejor que evitéis incluir sabores ácidos fuertes, ya que pueden corromper el sabor del Plancton.

Seguro que con esta receta, tan atemporal y tan típica de la primavera a la vez, dejáis huella en el paladar de vuestros invitados.

Saludos, Marina Vela

plancton no es una moda

Por qué Plancton Marino no es una moda pasajera

“Pero Marina, ¿qué vas a hacer con tus recetas cuando pase la moda del Plancton?”. Es una pregunta que, antes o después, me realizan mis comensales. Todos coinciden en el delicioso sabor de mis platos desde que incorporé Plancton Marino a mi cocina como ingrediente habitual. Y todos, por ello, se muestran preocupados por saber cómo sustituiré un ingrediente con tanta personalidad en caso de que “pase la moda”.

Ante esta situación mi respuesta siempre es la misma: sonreír tranquila. Y es que, como les digo siempre, el Plancton Marino no es una moda, ha venido para quedarse. ¿Cuál es el motivo para poder hacer tal afirmación? Pues, en realidad, no hay uno, sino varios motivos de peso. Como los que os describo a continuación.

Ha venido para quedarse

Son varios los motivos por los que Plancton Marino va más allá de modas:

  1. Es natural: cada día miramos más lo que comemos. Hoy día convivimos con numerosos reportajes de investigación que realizan los medios de comunicación para denunciar los químicos de la industria alimentaria. Pocos se libran de este proceso artificial. Y cada vez más, además, miramos las etiquetas de todo aquello que compramos. Plancton Marino es un ingrediente totalmente natural, cultivado en El Puerto de Santa María (Cádiz) a partir de cepas de fitoplancton que, posteriormente, se liofilizan para su mejor conservación. Nada más. Prueba superada.
  2. Es delicioso: al menos, esto es lo que dicen mis invitados cuando lo prueban. Así que ya no se trata únicamente de mi gusto personal. Es una forma realmente interesante de dar sabor a marisco en nuestros platos sin necesidad de usar marisco. O de potenciar el sabor del mismo.
  3. Es versátil: El Plancton Marino se puede usar en numerosísimos platos y creaciones culinarias. Yo, de momento, sólo me atrevo con recetas tradicionales, a las que voy incorporando Plancton Marino. Pero hay muchos chefs que ya lo usan en creaciones más innovadoras con resultados espectaculares, como Ángel León.
  4. Da mucho de si: Al principio el precio del Plancton puede causar un poco de impresión. Sin embargo, ¡un poco da para mucho! (¡comprobado!)
  5. Es independiente de alergias: los alérgicos al marisco están de enhorabuena, y es que pueden degustar el delicioso sabor del mar sin exponerse a reacciones alérgicas gracias a Plancton Marino.
  6. Es de naturaleza totalmente vegetal, lo que lo hace apto para veganos. Y constituye una forma estupenda de dotar de un sabor diferente a sus platos.

Y ahora, ¿de verdad seguís creyendo que Plancton Marino es una moda pasajera?

Saludos, Marina Vela

Radiatori Garófalo con pesto de Plancton Marino

Hace poco os sugerimos la combinación de pasta con Plancton. Fuisteis muchos los que nos preguntasteis cómo elaborarla. Y no nos extraña, el sabor y la pinta son absolutamente espectaculares.

Un plato de pasta con Plancton es acierto seguro, tanto en el día a día como si queremos preparar un menú especial en casa. El Plancton Marino es un valioso aliado para complementar el sabor de las pastas. Y, en este caso particular, veréis qué bien queda un pesto a partir de nuestra materia prima favorita. Además, como veréis, se resuelve de forma muy sencilla y muy rápida.

Ingredientes para 4 personasElaboración
  • 320 g de radiatori
  • 50 g de albahaca
  • 1 diente de ajo
  • 80 g de aceite de girasol
  • 20 g de queso rallado
  • 50 g de piñones
  • 2 g de Plancton Marino
  1. Tostamos los piñones y reservamos.
  2. Hidratamos el plancton con agua mineral, reservamos.
  3. En un vaso de batidora introducimos las hojas de albahaca, el diente de ajo, el queso rallado, los piñones y el aceite.
  4. Trituramos hasta obtener un puré cremoso. Añadimos el plancton, mezclamos y lo ponemos a punto de sal.
  5. Cocemos los radiatori en abundante agua con sal durante 9 min.
  6. En un bol amplio ponemos el pesto de plancton con un cazo de agua de la cocción de la pasta, añadimos la pasta, lo mezclamos y rectificamos de sal.
  7. Servimos con unas lascas de queso y unos piñones tostados.
reconocer pescado fresco

Claves para reconocer el pescado fresco

El pescado constituye una imprescindible fuente de nutrientes nada despreciable y difícilmente sustituible. Y por supuesto, es un manjar. Sin embargo, a menudo me he encontrado con muchas personas (sobre todo jóvenes, pero hay de todas las edades) que temen enfrentarse al pescado fresco. Y me confiesan que todo se debe a que no saben reconocer, en materias pescaderas, cuándo le dan gato por liebre (o mejor dicho, pescado viejo por pescado nuevo), ya que no identifican la calidad del mismo a simple vista. Por ello, y por temor a intoxicaciones, surten su nevera de pescados a base de los ultracongelados.

Cuando me cuentan esto, les doy una serie de trucos básicos para reconocer el pescado fresco. Y me confiesan que, desde entonces, ya se atreven a hablar con el pescadero. Es más, el primer consejo que siempre doy es buscar a un pescadero de confianza, pues os ayudará a elegir bien. Pensad que los pescaderos son los primeros interesados en que estéis satisfechos con vuestra compra. Eso sí, no os lancéis a la primera pescadería que veáis, claro.

Los puntos básicos para reconocer el pescado fresco, sin ser un experto, son los siguientes:

–       Las escamas: deben brillar, ser cristalinas, que no den sensación de viscosidad.
–       Los ojos del pescado: no deben estar opacos, sino transparentes. Y por supuesto, deben brillar y estar humedecidos. Además, el pescado fresco presenta los ojos un poco saltones.
–       El cuerpo: debe estar rígido, pero algo arqueado. Además, si presionamos suavemente con el dedo, la carne del pescado fresco volverá a su lugar enseguida.
–       El olor: sí, el olor a pescado es característico. Pero no nos equivoquemos, el pescado huele fuerte (y mal) cuando está pasado. El pescado fresco tiene un olor más suave y para nada desagradable. Así que fíate de tu instinto olfativo. Los pescados de mar huelen a mar, pero no es un aroma fuerte. Si cuando entras a la pescadería huele mal, vete a otra.
–       Las branquias: el color debe ser rojo intenso. Cualquier tonalidad que se salga de esa, no es pescado fresco. Huye de branquias marrones o anaranjadas.

Espero que con estos consejos os lancéis a disfrutar del pescado fresco en vuestras recetas caseras. Notaréis la diferencia.

Saludos, Marina Vela

ideas para un menú de navidad

Menú de Navidad diferente: Plancton Marino a la mesa

Seguro que ya, en las fechas que estamos, estáis inmersos en idear un menú de Navidad para las próximas fiestas con el que sorprender a vuestros invitados. Y es que las ocasiones para ello son numerosas: Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo, Noche y Día de Reyes son los días oficiales para comidas especiales. Sin contar, claro está, con las comidas de amigos y de allegados que, antes o después y de forma “extra festiva”, también se dan en estos días.

Y desde luego, ¡cómo nos gusta sorprender a nuestros invitados! Pero, ¿hasta dónde podemos arriesgar en nuestros platos? Yo soy de las que piensan que, en estas días en los que nos atiborramos de sabores y de cosas diferentes, es un buen momento para probar cosas nuevas pero que nos sienten igual de bien que nuestros menús del dia a día. Comida sana, al fin y al cabo, y que no nos suponga un mal recuerdo digestivo o ¡en el bolsillo!.

Algunas recetas para un menú de Navidad infalible

Por ejemplo, un entrante imprescindible en mis reuniones familiares es el Ajoblanco. Este tradicional plato andaluz, con su toque especial, constituye un manjar para todos los paladares, y abre apetito para los platos que completarán el menú.

Las salsas son un acompañante fundamental en estas fechas. La reina de las salsas es, probablemente, la mayonesa, pues es perfecta para mariscos y arroces… Un toque distinto a esa clásica mayonesa que nunca falla es la mayonesa de Plancton Marino, que tendréis lista en apenas media hora.

El arroz suele ser un plato fijo cuando de reuniones familiares se trata. Para Año Nuevo me gusta preparar un buen Risotto de Calamar con el que recuperarse de la noche anterior. No falla: los más jóvenes agradecen y se relamen con este almuerzo tras una noche muy larga. Y los mayores siempre repiten. A veces, sin embargo, mis familiares me piden un guiso. Y es que, como os he dicho alguna vez, en casa somos muy de guisos. Mi sugerencia para estos casos es este fantástico Bullit de Peix, un guiso ibicenco de pescado que hace las delicias de los paladares más exigentes de casa. O un buen cuchareo, con esta receta de Fabes Marineras que son, además, facilísimas de preparar.

Espero que os gusten mis recomendaciones. Y vosotros, ¿qué me sugerís para estas fechas?

Marina Vela

sweet sea

Un postre con Plancton Marino: Sweet Sea, by Daniele Poerio

El chef Daniele Poerio nos trae hoy un postre especial creado con ingredientes marinos en su integridad. Sweet Sea es el perfecto postre para una velada inolvidable, donde el mar es el auténtico protagonista. Y es que, como él mismo define, las estética y el sabor de este postre recuerdan al mar. Particularmente, a un acuario marino.

Si os animáis, os indicamos cómo se han elaborado los distintos componentes de esta creación gastronómica.

El plato está creado a partir de la composición de los siguientes elementos. Haced click en ellos para conocer el método de elaboración:

Piedras de tinta de calamarEsponja de tinta de calamarCrumble de mantequilla y WakameBrotes de espárragos frescosGelatinas de sakeCrema de pistacho y PlanctonSugar CoralAire de wakame y estragónMoras azucaradas

1° Prep (Mezclar y llevar a 80 °+ chocolate)
Nata 100ml
Tinta de calamar 20ml
Azucar blanco 20g
Chocolate blanco 150g
Xantana 2g

2° Prep (Mezclar juntos + Prep1)
Nata Montada 100ml
Amaretto di Saronno 20ml
Piel de 1/2 Limón

Glaseado (llevar a ebullición)
Agua 70ml
Azúcar blanco 150g
Glucosa 150g
Tinta de calamar 30ml
+ (Mezclar juntos)
Chocolate blanco 160g
Leche condensada 100g
Cola de pescado 10g

(Mezclar juntos, Sifón y microondas de 30 “)
Leche 170ml
Aceite vegetal 110ml
Tinta de calamar 30ml
Clara de huevo (3) 110g
Yema de huevo (1) 20g
Harina 110g
Azúcar blanco 200g
Sal 5g
1° Prep 12’ 160°
Mantequilla 70g
Harina 100g
Azúcar blanco 80g

2° Prep
Plancton Marino 1g
Wakame deshidratado 40g
Azúcar blanco 40g

Agua de wakame y estragón (hervir 10’)
Agua 400g
Estragon 100g
Plancton Marino 2g
Wakame deshidratado 40g

Almíbar (hervir 3′)
Agua 300ml
Azucar blanco 200g

1° Prep (Mezclar y llevar a ebullición)
Agua de wakame y estragón 60ml
Almíbar 50ml
Agar agar 2,5g

2ª Prep (Mezclar juntos + 1° Prep)
Sake Heaven 100ml
Zumo de limón 20ml
Zumo Moras 20ml

(Mezclar juntos)
Pistacho (dejar 20’ en agua) 80g
Wakame crumble 2° prep 20g
Plancton 2g
Agua de wakame y estragon 50ml
(1′ 121º)
Isomalt 50g
Cacao en polvo 10g
Colorante violeta 1g
(Mezclar juntos antes de emplatar)
Agua de wakame y estragón 250ml
Almíbar 100ml
Zumo de limón 150ml
Lecitina de soja 4g
Moras 200g
Azúcar Glass 30g
el sabor del plancton marino

¿A qué sabe el Plancton Marino?

A menudo me preguntan qué tiene el Plancton Marino para que se haya hecho imprescindible en mi cocina:

Pero Marina, con lo que tú eres, tan de pucheros y cazuelas tradicionales, tan de azafrán y pimentón, ¿cómo es que ahora no puedes prescindir del Plancton?.

La respuesta es sencilla: por un lado, el Plancton Marino sigue siendo un elemento, una especia, tan natural como las que acostumbro a usar en mi cocina tradicional. Y por otro, el sabor que Plancton Marino deja en mis platos no puedo sustituirlo ni compensarlo con nada. Y es que no hay otra especia que le infunda ese sabor tan especial o algo parecido.

Pero, exactamente ¿a qué sabe el Plancton Marino?
Es difícil describir un sabor a alguien que nunca lo ha probado. ¿A qué sabe la canela? La canela sabe a canela. Podríamos decir que es ligeramente picante y amarga pero dulce a la vez. Y posiblemente no conseguiría que la persona que no la ha probado entienda el sabor que tiene. Sin embargo, en este caso, puedo describíroslo de un modo muy sencillo: es el sabor del mar. No es gratuito que, los que lo han probado, digan que es como comerse el mar a bocados. Un sabor parecido al de las ortiguillas gaditanas. A langostinos frescos. A ostras. A almejas. ¿A que ya sabéis a qué sabe el Plancton Marino?

Diciéndolo así, puede parecer que es un ingrediente únicamente apto para platos a base de pescados o mariscos. Bien, en realidad todos empezamos probando el plancton en este tipo de recetas. Arroces y caldos de pescados, guisos… con Plancton Marino ven potenciado su sabor. Sin embargo, los chefs que ya hacen uso de él no se limitan a los pescados. Ya hay quien se ha atrevido con el Plancton en postres dulces.

Un poco de Plancton, como el azafrán, da para mucho.  Lo mejor es, como siempre, cogerle el truco. Aprender con las cantidades. Experimentar, jugar y divertirse ¡perderle el miedo! Al fin y al cabo, Plancton Marino no deja de ser una especia que dará alma y sabor a nuestros platos. Y sí, al igual que otras como la pimienta, la cúrcuma o la canela, Plancton Marino es totalmente natural.

Saludos, Marina Vela