Author Archives:

ideas para un menú de navidad

Menú de Navidad diferente: Plancton Marino a la mesa

Seguro que ya, en las fechas que estamos, estáis inmersos en idear un menú de Navidad para las próximas fiestas con el que sorprender a vuestros invitados. Y es que las ocasiones para ello son numerosas: Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo, Noche y Día de Reyes son los días oficiales para comidas especiales. Sin contar, claro está, con las comidas de amigos y de allegados que, antes o después y de forma “extra festiva”, también se dan en estos días.

Y desde luego, ¡cómo nos gusta sorprender a nuestros invitados! Pero, ¿hasta dónde podemos arriesgar en nuestros platos? Yo soy de las que piensan que, en estas días en los que nos atiborramos de sabores y de cosas diferentes, es un buen momento para probar cosas nuevas pero que nos sienten igual de bien que nuestros menús del dia a día. Comida sana, al fin y al cabo, y que no nos suponga un mal recuerdo digestivo o ¡en el bolsillo!.

Algunas recetas para un menú de Navidad infalible

Por ejemplo, un entrante imprescindible en mis reuniones familiares es el Ajoblanco. Este tradicional plato andaluz, con su toque especial, constituye un manjar para todos los paladares, y abre apetito para los platos que completarán el menú.

Las salsas son un acompañante fundamental en estas fechas. La reina de las salsas es, probablemente, la mayonesa, pues es perfecta para mariscos y arroces… Un toque distinto a esa clásica mayonesa que nunca falla es la mayonesa de Plancton Marino, que tendréis lista en apenas media hora.

El arroz suele ser un plato fijo cuando de reuniones familiares se trata. Para Año Nuevo me gusta preparar un buen Risotto de Calamar con el que recuperarse de la noche anterior. No falla: los más jóvenes agradecen y se relamen con este almuerzo tras una noche muy larga. Y los mayores siempre repiten. A veces, sin embargo, mis familiares me piden un guiso. Y es que, como os he dicho alguna vez, en casa somos muy de guisos. Mi sugerencia para estos casos es este fantástico Bullit de Peix, un guiso ibicenco de pescado que hace las delicias de los paladares más exigentes de casa. O un buen cuchareo, con esta receta de Fabes Marineras que son, además, facilísimas de preparar.

Espero que os gusten mis recomendaciones. Y vosotros, ¿qué me sugerís para estas fechas?

Marina Vela

sweet sea

Un postre con Plancton Marino: Sweet Sea, by Daniele Poerio

El chef Daniele Poerio nos trae hoy un postre especial creado con ingredientes marinos en su integridad. Sweet Sea es el perfecto postre para una velada inolvidable, donde el mar es el auténtico protagonista. Y es que, como él mismo define, las estética y el sabor de este postre recuerdan al mar. Particularmente, a un acuario marino.

Si os animáis, os indicamos cómo se han elaborado los distintos componentes de esta creación gastronómica.

El plato está creado a partir de la composición de los siguientes elementos. Haced click en ellos para conocer el método de elaboración:

Piedras de tinta de calamarEsponja de tinta de calamarCrumble de mantequilla y WakameBrotes de espárragos frescosGelatinas de sakeCrema de pistacho y PlanctonSugar CoralAire de wakame y estragónMoras azucaradas

1° Prep (Mezclar y llevar a 80 °+ chocolate)
Nata 100ml
Tinta de calamar 20ml
Azucar blanco 20g
Chocolate blanco 150g
Xantana 2g

2° Prep (Mezclar juntos + Prep1)
Nata Montada 100ml
Amaretto di Saronno 20ml
Piel de 1/2 Limón

Glaseado (llevar a ebullición)
Agua 70ml
Azúcar blanco 150g
Glucosa 150g
Tinta de calamar 30ml
+ (Mezclar juntos)
Chocolate blanco 160g
Leche condensada 100g
Cola de pescado 10g

(Mezclar juntos, Sifón y microondas de 30 “)
Leche 170ml
Aceite vegetal 110ml
Tinta de calamar 30ml
Clara de huevo (3) 110g
Yema de huevo (1) 20g
Harina 110g
Azúcar blanco 200g
Sal 5g
1° Prep 12’ 160°
Mantequilla 70g
Harina 100g
Azúcar blanco 80g

2° Prep
Plancton Marino 1g
Wakame deshidratado 40g
Azúcar blanco 40g

Agua de wakame y estragón (hervir 10’)
Agua 400g
Estragon 100g
Plancton Marino 2g
Wakame deshidratado 40g

Almíbar (hervir 3′)
Agua 300ml
Azucar blanco 200g

1° Prep (Mezclar y llevar a ebullición)
Agua de wakame y estragón 60ml
Almíbar 50ml
Agar agar 2,5g

2ª Prep (Mezclar juntos + 1° Prep)
Sake Heaven 100ml
Zumo de limón 20ml
Zumo Moras 20ml

(Mezclar juntos)
Pistacho (dejar 20’ en agua) 80g
Wakame crumble 2° prep 20g
Plancton 2g
Agua de wakame y estragon 50ml
(1′ 121º)
Isomalt 50g
Cacao en polvo 10g
Colorante violeta 1g
(Mezclar juntos antes de emplatar)
Agua de wakame y estragón 250ml
Almíbar 100ml
Zumo de limón 150ml
Lecitina de soja 4g
Moras 200g
Azúcar Glass 30g
el sabor del plancton marino

¿A qué sabe el Plancton Marino?

A menudo me preguntan qué tiene el Plancton Marino para que se haya hecho imprescindible en mi cocina:

Pero Marina, con lo que tú eres, tan de pucheros y cazuelas tradicionales, tan de azafrán y pimentón, ¿cómo es que ahora no puedes prescindir del Plancton?.

La respuesta es sencilla: por un lado, el Plancton Marino sigue siendo un elemento, una especia, tan natural como las que acostumbro a usar en mi cocina tradicional. Y por otro, el sabor que Plancton Marino deja en mis platos no puedo sustituirlo ni compensarlo con nada. Y es que no hay otra especia que le infunda ese sabor tan especial o algo parecido.

Pero, exactamente ¿a qué sabe el Plancton Marino?
Es difícil describir un sabor a alguien que nunca lo ha probado. ¿A qué sabe la canela? La canela sabe a canela. Podríamos decir que es ligeramente picante y amarga pero dulce a la vez. Y posiblemente no conseguiría que la persona que no la ha probado entienda el sabor que tiene. Sin embargo, en este caso, puedo describíroslo de un modo muy sencillo: es el sabor del mar. No es gratuito que, los que lo han probado, digan que es como comerse el mar a bocados. Un sabor parecido al de las ortiguillas gaditanas. A langostinos frescos. A ostras. A almejas. ¿A que ya sabéis a qué sabe el Plancton Marino?

Diciéndolo así, puede parecer que es un ingrediente únicamente apto para platos a base de pescados o mariscos. Bien, en realidad todos empezamos probando el plancton en este tipo de recetas. Arroces y caldos de pescados, guisos… con Plancton Marino ven potenciado su sabor. Sin embargo, los chefs que ya hacen uso de él no se limitan a los pescados. Ya hay quien se ha atrevido con el Plancton en postres dulces.

Un poco de Plancton, como el azafrán, da para mucho.  Lo mejor es, como siempre, cogerle el truco. Aprender con las cantidades. Experimentar, jugar y divertirse ¡perderle el miedo! Al fin y al cabo, Plancton Marino no deja de ser una especia que dará alma y sabor a nuestros platos. Y sí, al igual que otras como la pimienta, la cúrcuma o la canela, Plancton Marino es totalmente natural.

Saludos, Marina Vela

especias imprescindibles

Especias imprescindibles que no deben faltar en ninguna cocina

Seguro que alguna vez habéis probado un plato en principio bastante común y habéis notado que tiene un sabor diferente, especial y que lo hace aún más delicioso. A menudo habréis escuchado hablar de la “receta especial” de alguien, y lo que suele hacerlo especial es un ingrediente secreto, incluso dos.

En realidad, la mayoría de las veces ese ingrediente secreto se trata de una especia. Un pequeño toque que, a menudo, no podemos percibir a simple vista por haberse añadido en polvo, o en proporciones ínfimas. Un toque mágico que es capaz de despertar sabores, aromas y hacer de un plato delicioso, uno irresistible.

A la hora de elegir especias, son muchas y muy variadas las opciones a elegir. Lo ideal es ir haciéndose con una colección de especias poco a poco, sin olvidarnos de que también caducan y pierden propiedades organolépticas. Sin embargo, las especias básicas que no deben faltar en ninguna cocina y que son insustituibles no son tantas. Al menos en mi cocina, nunca faltan las siguientes especias. Y con ellas, les doy mi toque “secreto” a casi todos mis platos.

Estas son mis especias imprescindibles en la cocina

  • Pimienta negra: una de las más clásicas y más versátiles. Desde un zumo de tomate hasta una carne o un pescado, no hay apenas recetas que no la admitan.
  • Azafrán: la reina de las especias. Es una especia fundamental que tiene un papel importantísimo en muchos platos de nuestra gastronomía. Con sólo unas hebras conseguiremos grandísimos resultados.
  • Canela: una de las principales especias para repostería. Y no solo en ella, sino también en algunos platos salados. Por ejemplo, un pollo especiado al estilo marroquí no sería el mismo sin su toque de canela. Eso sí, aunque nos encante su aroma y sabor, es importante recordar que debe usarse con moderación. Y es que en exceso ¡amarga!
  • Orégano: ¿Qué sería de un plato de pasta sin su toque de orégano? Sin embargo, el orégano es mucho más que un toque especial en los platos de pasta. De mucha intensidad aromática, su sabor es muy recomendable en aliños, ensaladas, carnes…
  • Laurel: ese gran aliado, tan fundamental en guisos y, en general, platos de cuchara. Personalmente me encanta añadirlo en el agua de mis cocciones, e intento jugar con esta especia siempre que puedo.
  • Pimentón: en cualquiera de sus variedades (picante, agridulce o dulce) es una especia valiosísima, capaz de dar un sabor muy especial a nuestras recetas.
  • Plancton Marino: mi gran secreto a voces. Su sabor marino aporta un sabor increíble a platos a base de pescados y mariscos ¡pero no sólo a ellos! Desde que descubrí Plancton Marino no he dejado de experimentar y probar con él en mis platos, ¡y merece mucho la pena! Además, es una especia de mucho rendimiento, y es que con un poquito basta para aportar ese toque tan especial a nuestros platos.

Así que ya lo sabéis, el secreto de todo cocinero ¡son sus especias!

¿Cuáles son vuestras especias imprescindibles?

Saludos, Marina Vela

Receta de Mantequilla de Plancton Marino

Si seguís mis recetas, veréis que de vez en cuando hago alusión a la mantequilla de plancton marino. Se trata de un ingrediente muy socorrido en mis platos.Y es que es un recurso realmente útil para darles un sabor y una jugosidad extra a nuestros guisos. En mi nevera nunca falta un poco de mantequilla de plancton, y es que, además, es tan fácil de preparar que no hay excusas para no utilizarla.

Es, además, una buena forma de usar la mantequilla que nos sobra de los desayunos, si vemos que no le damos salida y se nos puede poner rancia. O la que nos queda en la tarrina tras preparar un bizcocho. Así que, ¿a qué esperáis? Con este truco de cocina no sólo daréis un sabor especial a vuestras recetas, sino que ahorraréis y reciclaréis restos de mantequilla. Y, de eso se trata, ¿verdad?

Tiempo de elaboración: 15 minutos

IngredientesElaboración

– 200 g de mantequilla
– 6 g de plancton marino
– 20 ml de agua mineral

  1. Debemos dejar la mantequilla fuera de la nevera, a temperatura ambiente, hasta que esté blandita. No la calentéis, pues se licuaría. Basta con que se quede lo suficientemente blanda.
  2. Luego, hidrataremos el plancton marino con el agua, como hacemos habitualmente.
  3. A continuación, sólo tendremos que mezclar el plancton con la mantequilla.
  4. Removeremos bien hasta que veamos que el plancton se ha quedado bien repartido por toda la mantequilla.
  5. Luego, formaremos un rulo. Podemos ayudarnos con papel film transparente. Este rulo lo conservaremos en la nevera y podremos ir usándolo a voluntad.

Os aconsejo que lo probéis en pescados, en risottos o en pastas… ¡delicioso!

By Marina Vela

 

Pastillas de caldo con Plancton

Ahora que llega la época por excelencia del cuchareo me encanta tener preparadas algunas bases para mis sopas y consomés. Y, como no podía ser de otro modo, desde que incorporé Plancton Marino a mi cocina, también tiene un importante papel en el enriquecimiento de mis guisos en los meses más fríos.

Ya son muy habituales las pastillas de caldo concentrado, tanto comerciales como caseras. Pero, ¿se os ha ocurrido alguna vez preparar un concentrado de caldo con Plancton Marino? El resultado es espectacular. Aunque hay varios modos de prepararlo, este es uno de mis favoritos, ¿os animáis a prepararlo y a contarme qué tal?

Tiempo de elaboración: 1 hora

IngredientesElaboración

10 g de plancton
90 g de chalota (4 unidades)
4 g de ajo
40 g de puerro
1 c/s de tomate
1 c/s de aceite
1 c/c de hierbas provenzales (orégano, tomillo y romero)
2 c/c de perejil
15 g de avellanas
15 g de almendras
16 g de pan
20 g de agua

  1. Cortaremos la chalota, el ajo y el puerro en dados pequeños y los cocinaremos con el aceite.
  2.  A continuación, añadiremos el tomate. Debemos remover un poco y, entonces, añadir las hierbas provenzales y el perejil. Tras mezclarlo todo bien, retiraremos la sartén del fuego y reservaremos.
  3. Mientras se cocina este sofrito podemos triturar las almendras y las avellanas en un mortero. A continuación, haremos lo mismo con el pan. Y, cuando esté todo bien triturado, mezclaremos estos 3 ingredientes y reservaremos.
  4. Es el momento de diluir el plancton en el agua, como hacemos habitualmente. Como siempre, recordad prestad atención para que no queden grumos.
  5. Entonces mezclaremos todo en un bol: las hortalizas cocinadas, el majado de los frutos secos, el pan y el plancton diluido.
  6. Pondremos la mezcla en moldes. Yo suelo usar para esto los vasitos de los yogures, pero también podéis usar moldes de silicona u otros que consideréis.
  7. Dejaremos enfriar y, una vez frío, desmoldaremos y cortaremos en los tamaños deseados, para poder conservarlos y utilizarlos a conveniencia.

By Marina Vela

Bacalao con almejas en salsa verde de Plancton Marino

Regresar de vacaciones conlleva retomar la rutina del día a día: volver al trabajo, al colegio, a nuestra vida habitual… sin embargo, también es época de reencuentros, y es que no hay nada más característico de septiembre que un almuerzo o una cena de amigos donde compartir anécdotas y batallas estivales.

Para esta ocasión os propongo un sencillo pero exquisito plato con sabor a mar y claras alusiones al mismo. Se trata de mi receta de bacalao y almejas, que hará las delicias de vuestros comensales. Todavía hace calor y apetecen alimentos ligeros, que no aporten demasiadas calorías. Y, aunque nos encante el pescado, quizá a estas alturas del verano apetece un poco de innovación en su degustación. Así que, ¿qué tal si le damos un toque especial con Plancton Marino? Con esta receta veréis cómo sorprendéis y hacéis de ese reencuentro un momento aún más inolvidable. ¡Es facilísimo y en sólo 20 minutos tendréis todo listo!

Ingredientes para 4 personasElaboración

4 lomos de bacalao
250 g de almejas
150 ml de caldo de merluza
3 chalotas
3 dientes de ajo
75 ml de vino blanco
1 cubito de Plancton Marino
1 cucharada sopera rasa de harina
Aceite de oliva
Sal

1. Picaremos los ajos y las chalotas

2. Echaremos un poco de aceite de oliva en una sartén y sofreiremos en ella las chalotas y los ajos.

3. Una vez pochados, añadiremos la harina y rehogaremos

4. A continuación, verteremos el vino y dejaremos reducir. Cuando esto ocurra, añadiremos el fumet (o caldo). Además, será el momento de probarlo para rectificar de sal si fuera necesario.

5. Cuando rompa a hervir deberemos añadir las almejas y el bacalao. Tras un minuto de cocción a fuego lento incorporaremos el cubito de Plancton Marino. Cuidando de que el guiso no llegue a hervir, mantendremos unos minutos hasta que el cubito de Plancton se integre con el resto.

6. Serviremos inmediatamente y… ¡mmmm!

By Marina Vela

congelar plancton marino

Cubitos de Plancton Marino

Hay trucos de cocina que, realmente, facilitan la vida. Y en muchos de ellos está presente el congelador. Por ejemplo, una amiga me comentó cómo congela el perejil picado para tenerlo siempre fresco para sus guisos. Otro buen truco es echar en una cubitera los restos de una botella de vino abierto y congelarlo. Así evitaremos que el vino se estropee y tendremos un ingrediente de primera calidad para nuestras recetas.

En esa línea os traigo un truco que me ha solucionado la vida en más de una ocasión. Y es que, pese a que el Plancton Marino es muy fácil de poner a punto, con esta buena idea lo tendremos siempre listo para usar. Consiste en congelar Plancton Marino en dosis individuales, ya hidratado, para usarlos según vayamos requiriendo en nuestras elaboraciones. Por cierto, ¿sabéis que con 15 gramos de Plancton, tendremos listas para usar 15 dosis? ¡da mucho de si!

Cómo congelar Plancton Marino:

IngredientesElaboración

15 g de plancton
100 g de agua fría
Sal

Pondremos el Plancton Marino en un bol. Echaremos el agua fría despacio, sin dejar de remover con una varilla. Deberemos conseguir una pasta homogénea, no demasiado espesa, de textura cremosa y sin grumos. Añadiremos también un poquito de sal.

Una vez conseguido, volcaremos la mezcla sobre una cubierta y congelaremos. Cuando necesitemos usarlos, sólo tendremos que coger tantos cubitos como la receta requiera.

Por cierto, una buena opción par este tipo de cubitos “alimenticios” es usar las cubiteras desechables que se pueden encontrar en cualquier supermercado.

By Marina Vela

cabracho a la plancha

Cabracho a la plancha con mantequilla de plancton

¡Quién me iba a decir que el cabracho tiene tantas opciones de preparación! Lo cierto es que yo siempre lo he asociado con el clásico pastel de cabracho. Pero en cuanto me comentaron la posibilidad de hacer cabracho a la plancha ¡me descubrieron un mundo! Me puse a investigar por Internet y cuál fue mi sorpresa: es increíble la cantidad de platos de nuestra gastronomía nacional que se preparan a partir de este pescado.

Para los que no conozcáis el cabracho, os adelanto que es un pescado super sabroso de carnes prietas. Y es que este amigo (poco agraciado, por cierto) es un pez que vive entre rocas. Animaos a probarlo porque merece (y mucho) la pena. Hay quien dice que su sabor le recuerda un poco al del rape…

Como me gusta disfrutar de la buena comida sin complicaciones, me decanté por preparar en casa los lomos de cabracho a la plancha, con un poquito de condimento: la deliciosa y funcional mantequilla de plancton. Es una receta fácil, rápida y que da muy buen resultado.

En apenas 15 minutos podéis tener listo este plato, ¿os animáis con mi receta?

IngredientesPreparación

4 filetes de lomo de cabracho
Mantequilla de plancton
Aceite de oliva
Sal
Pimienta
Guarnición:
Bolas de patatas cocidas y salteadas
Zanahorias mini cocidas y salteadas

Primero debemos limpiar y preparar los lomos. Personalmente, este paso dejo que me lo adelanten en las pescadería. Si le comentáis a los pescaderos cómo queréis preparar el cabracho, allí mismo os los filetearán y limpiarán. Así, en casa sólo tendréis que darle un ligero repaso, y adelantaréis mucho.

Entonces, salpimentaremos los lomos, y pondremos aceite en la sartén o parrilla que vayamos a utilizar. Cuando esté caliente, cocinaremos los lomos en ella.

Cuando esté prácticamente listo, añadiremos la mantequilla de Plancton Marino sobre los lomos. Este paso aportará aún más sabor y una jugosidad a vuestro plato.

Cuando la mantequilla se funda, retiraremos los lomos y los reservaremos para servirlos.

A continuación saltead las patatas y las zanahorias. Un buen truco es que, para esto, uséis la misma sartén en la que habéis preparado el cabracho. Veréis que los jugos del mismo le dan un sabor delicioso a las verduras.

By Marina Vela