Author Archives:

motivos para incorporar el plancton a tu dieta

Motivos para incorporar el Plancton a tu dieta

Casi siempre os hablamos del sabor que aporta a nuestros platos el Plancton Marino Veta la Palma. Normalmente, os damos indicaciones y consejos de cómo usarlo correctamente, cantidades, trucos y algunas técnicas. Y es cierto que, normalmente, obviamos los beneficios del plancton en nuestra dieta. Hoy os confesaremos que, si hablamos de propiedades del consumo de Plancton Marino Veta la Palma para nuestro organismo, tendremos muchas que enumerar.

Buenos motivos para incorporar el plancton a tu dieta

En general, se suele hablar de las grandes propiedades de la alimentación viva, como el Plancton Marino, sobre nuestra salud. Cuando nos referimos a alimentación viva hablamos de alimentos de origen vegetal compuesto por microorganismos que constituyen una ayuda beneficiosa en el funcionamiento de nuestro organismo. Es el caso del fitoplancton. Estos son beneficios de incorporar Plancton Marino a nuestra dieta:

  • Sabor sano: ahora que estamos metidos en plena operación bikini, solemos prescindir de numerosos alimentos que, siendo bien sabrosos, hacen flaco favor a nuestra línea. Sin embargo, la incorporación de Plancton Marino a nuestra alimentación no suma calorías, así que es una forma estupenda de enriquecer nuestro paladar sin temor a afectar a la línea.
  • Apto para alérgicos al marisco: ya os lo hemos dicho alguna vez. El plancton marino permite a todo el mundo, incluso a aquellas personas con intolerancia o alergia al marisco, disfrutar del sabor del mar en nuestros platos sin temor. Es un motivo de sobrado peso, ¿no creéis?
  • Riqueza de nutrientes: un increíble aporte de minerales, vitaminas, hidratos de carbono y proteínas que necesitamos en nuestro organismo. Y que, además, al ser totalmente naturales, son de fácil absorción, por lo que nos podemos olvidar de digestiones pesadas.
  • Propiedades depurativas: y es que el consumo del Plancton Marino, y su procesamiento por parte de nuestro organismo, actúa como un filtro de toxinas y nos ayuda a eliminar las mismas de nuestro cuerpo.
  • Aporte electrolítico adecuado: esta sustancia ayuda a que los niveles de PH de nuestro organismo estén equilibrados. ¿En qué se traduce esto? Pues, básicamente, en que nuestras células estarán mejor conservadas, y su funcionamiento será mucho más correcto. En definitiva, se traduce en un apoyo positivo para la salud. En esta línea, hay estudios pioneros que confirman que el consumo regular de Plancton Marino se traduce en una mejora del estado de salud tanto física como psicológica.

Así que ya veis, no sólo por su sabor, también por salud, la incorporación del Plancton Marino a nuestra dieta es más que recomendable.

merluza a baja temperatura

Merluza a baja temperatura con Plancton Marino

La cocina a baja temperatura es una tendencia culinaria a la última, que además llega para quedarse. Y es que esta técnica gastronómica ya ha pasado la barrera del chef y el restaurante, empezándose a instalar en cada vez más hogares y cocinas tradicionales.

El motivo es muy sencillo. La cocina a baja temperatura, aquella que se realiza a menos de 100ºC, es una forma estupenda de sacarle todo el partido potencial a nuestros alimentos: nos permite extraer los mejores sabores, conseguir las mejores texturas y, todo ello, sin perder sus propiedades nutricionales.

Y es que una de las ventajas de este tipo de cocina es la uniformidad del punto de cocción. Con la cocina a baja temperatura conseguimos el punto deseado en carnes y pescados tanto en superficie como en interior. Eso sí, dadle tiempo. Porque las prisas, en este tipo de cocina, no son buenas. Pero el resultado merece la pena.

Para este tipo de cocciones suele utilizarse un roner. Este aparato, diseñado por Joan Roca y y Narcís Caner, es una suerte de termostato que permite mantener un baño maría a una temperatura controlada.

Si queréis poner en práctica esta técnica, hoy os traemos una receta ideal para iniciarse. Nada más y nada menos que esta deliciosa Merluza a baja temperatura con Plancton Marino Veta la Palma, que hará las delicias de todos.

Tiempo de elaboración: 20 minutos

Ingredientes 4 personasElaboración
  • 1 g de plancton
  • 4 lomos de merluza de 180 g
  • 8 g de caldo de pescado
  • 8 ml de aceite perfumado de ajo
  • Sal
  • Bolsas de vacío para calor
  1. Hidratamos el plancton con el caldo
  2. Incorporamos el aceite de ajo. Mezclamos bien.
  3. A continuación, sazonaremos el pescado, y lo introduciremos en la bolsa de vacío.
  4. Añadimos a la bolsa el plancton, ya hidratado junto al aceite de ajo. Repartimos bien, buscando que el pescado quede bien impregnado por toda su superficie.
  5. Ponemos la bolsa en el roner, a 55ºC durante 12 minutos.
  6. Una vez transcurrido ese tiempo, retiramos de la bolsa y emplatamos.

Para finalizar, os damos un dato: esta técnica, baja temperatura y al vacío, es una de las más adecuadas para optimizar las propiedades y cualidades del Plancton Marino.

empezar a usar plancton marino

Consejos para iniciarse en la cocina con Plancton Marino

Algo muy habitual a la hora de introducir nuevos ingredientes o condimentos culinarios en nuestras recetas es el temor a cómo usarlos y al resultado final. ¿Cómo se traduce esta innovación en el sabor, textura y aspecto de nuestros platos? ¿Lo aceptarán con gusto nuestros comensales habituales? Ciertamente, los cocineros profesionales están más habituados a este tipo de novedades, pero ¿qué ocurre en la cocina tradicional?

En el caso de Plancton Marino Veta la Palma nos encontramos a menudo con esta situación. Su llamativo (aunque natural) color verde intenso, su característico sabor y la pequeña cantidad de Plancton Marino que se requiere en cada receta puede asustar a los no iniciados. Y es que, ¿qué tiene esta sustancia que con tan poca cantidad hace tanto?

Si quieres probarlo pero no sabéis muy bien cómo funciona, aquí te explicamos paso a paso cómo hacerlo. Sin embargo, es probable (¡y humano!) que temas el sabor de lo desconocido. Por ello, si es la primera vez que pruebas Plancton Marino, puedes disminuir la cantidad a utilizar para que el sabor sea más sutil. ¡Seguro que, una vez lo pruebes, la próxima vez usarás las cantidades recomendadas al completo!

Comenzar con recetas conocidas, un buen punto de partida

Otro buen consejo es comenzar aplicando Plancton Marino Veta la Palma en platos que conozcas bien, y cuya elaboración tengas muy bien controlada. Así podrás apreciar el sabor del plancton en toda su plenitud y sin temor a un fallo en la receta. Como seguro que ya sabes, en nuestro recetario podéis encontrar numerosas recetas (vanguardistas y tradicionales) con ideas de cómo aplicar Plancton Marino Veta la Palma en cada una de ellas.

Por último, recuerda que es el alimento del Mar y para nosotros se convierte en un condimento que nos aporta su sabor original. ¿Tienes miedo a la sal, al orégano o al azafrán? Estos condimentos, al igual que Plancton Marino Veta la Palma, deben ser usados con mesura en nuestros platos… así que, ¿quién dijo miedo?

receta de postras en escabeche

Ostras en escabeche ligero templado

Soy una gran aficionada a mantener las tradiciones de nuestra cultura. Y el papel de la gastronomía en la cultura es muy importante. Es por ello que, en estas fechas, me encanta deleitar a mi familia y a mis invitados con un amplio surtido de platos a partir de pescado. Y, aunque en Cuaresma y Semana Santa el bacalao es el rey en la mesa, también hay sitio para otros preparados deliciosos a partir de ingredientes del mar. Por ejemplo, ¿quién puede resistirse a un buen escabeche? El escabeche, habitualmente atribuido a boquerones y mejillones, se prepara introduciendo el alimento elegido en un preparado realizado a partir de elementos ácidos. Este preparado se puede aromatizar y aderezar con especias, hierbas, verduras e incluso frutas. Y se puede servir tanto en frío como en caliente.

Así pues, la imaginación y el maridaje es un gran aliado a la hora de preparar un delicioso escabeche. Y, con un escenario así, ¿qué tal si preparamos un escabeche de Plancton Marino, que potencie el sabor a mar, aparte de todas las propiedades?

En mi caso opté por probar esta receta de escabeche: Ostras en escabeche ligero templado. Es muy fácil de preparar con ingredientes que tenemos por casa, ¡y veréis como vuestros comensales quedan encantados!

Tiempo de elaboración: 40 minutos

IngredientesElaboraciónConsejo
  • 6 ostras
  • 30 g de puerro
  • Zumo de 1/2 naranja
  • Zumo de 1/2 limón
  • 1 rama de eneldo
  • Ralladura de limón
  • 0’5 g de plancton
  • 2 c/s de aceite de oliva
  1. Pocharemos el puerro en el aceite
  2. Una vez conseguido, añadiremos el zumo de naranja y el de limón, y dejaremos hervir.
  3. Retiramos del fuego y añadimos el eneldo. Dejamos atemperar.
  4. Cuando coja una temperatura tibia, incorporaremos el plancton y mezclaremos bien.
  5. Abriremos las ostras y separaremos la carne de la concha. Entonces, las introduciremos en el escabeche.
  6. Dejamos reposar durante unos 20 minutos para que se maceren en el preparado. A continuación, serviremos.

 

 

Os recomiendo que seáis cuidadosos con la proporción del ácido del escabeche, para evitar que el ácido se coma el sabor del plancton.

Saludos, Marina Vela

curiosidades del Plancton Marino

Curiosidades del Plancton Marino que probablemente desconoces

Ya lo conocéis. Sabéis que su sabor es un bocado de mar. Sabéis de su inconfundible y característico color verde. Y sabéis que podéis usarlo en infinidad de recetas, desde las más innovadoras a las más tradicionales. Sin embargo, seguro que hay muchos datos curiosos del Plancton Marino que ni os imagináis. ¿Hacemos una prueba?

Curiosidades del Plancton Marino

  1. El alimento del mar. De naturaleza totalmente natural y orgánica, es el inicio de la cadena de alimentación de mares y océanos, alimento principal de las ballenas y otras muchas especies marinas. Si desapareciese el plancton, la vida en el mar desaparecería también, pues dependen de él.
  2. Hay quienes categorizan el Plancton como uno de los pulmones del planeta, debido a la cantidad de oxígeno que produce (Más del 50% del que respiramos). Además, es fundamental para la regulación del clima de nuestro planeta.
  3. Familia numerosa. La familia del Plancton es enorme. De hecho, está conformada por más de 35.000 especies.
  4. Gran valor nutricional. La cantidad de omega 3 que contiene supera al aceite de oliva. También contiene vitaminas y antioxidantes, ácidos grasos, proteínas y aminoácidos. Como veis, ¡es muy completo a nivel nutricional!
  5. Plancton, en griego, significa “errante”. Su tamaño microscópico le hace estar a merced de las mareas, impidiéndole además hundirse. Por ello, captan la luz natural. De hecho, en la superficie hay mucho más plancton que en las aguas más profundas.
  6. Visible desde el espacio exterior. Cuando se junta en grandes masas tiñe de su verde característico el agua del mar. Y lo hace de una forma tan llamativa que ha permitido que se visualicen esas agrupaciones de Plancton Marino desde el espacio.

¿Conocíais estas curiosidades sobre el Plancton Marino? Seguro que más de una os ha sorprendido. Ya veis que no deja indiferente a nadie, ni en cuanto a su sabor ni en cuanto a su naturaleza.

pescado en adobo

Pescado en Adobo de Plancton Marino

Pocos sabores hay tan nuestros como el del pescado en adobo. ¡Y pocos aromas son capaces de despertar nuestros sentidos como el de este aderezo! Sin embargo, ¿se os ha ocurrido alguna vez preparar un pescado en adobo a base de Plancton Marino?

¿Y por qué no? Ya sabéis que siempre os animo a atreveros a experimentar (y a sorprenderos) con la versatilidad del Plancton Marino. En esta ocasión, os traigo una receta para adobar pescado que enriquecerá, aún más, ese delicioso y tan característico sabor.

Y como os tengo acostumbrados, se trata de una receta muy sencilla y que podéis preparar en muy poco tiempo! Eso sí, tened en cuenta el tiempo de maceración del pescado en adobo. Éste debe ser, mínimo, de unas 12 horas para que penetre bien y recoja todo el sabor que queremos darle a nuestro adobo.

Ingredientes para 6 personasElaboraciónConsejo
  • 600 g de pescado limpio
  • 1 diente de ajo
  • ½ cucharadita de comino molido
  • ½ cucharadita de orégano seco en hoja
  • 5 g de hojas de perejil
  • 30 g de aceite de oliva
  • Zumo de ½ lima pequeña
  • 5g de agua
  • 1´5g de plancton
  • Sal
  • Panko
  • Harina
  • Huevo batido
  • Aceite
  1. Echaremos en un mortero el ajo, las hojas de perejil y un buen pellizco de sal. Trituraremos hasta que obtengamos una pasta más o menos homogénea.
  2. A continuación, añadiremos al mortero ½ cucharadita de comino molido, otra ½ de orégano seco y el zumo de ½ lima. Removemos y reservamos.
  3. Hidrataremos el plancton como acostumbramos. A continuación, añadiremos el contenido  mortero.
  4. Limpiaremos el pescado y lo cortaremos en trozos del tamaño deseado.
  5. A continuación, impregnaremos cada pieza de pescado con la mezcla que hemos obtenido en el bol. Dejaremos reposar de 12 a 24 horas, para que se impregnen bien los sabores.
  6. Finalmente, enharinamos el pescado. Después, lo pasaremos por huevo batido y panko, para posteriormente freír en abundante aceite de oliva caliente. Doraremos por ambas caras.
  7. Al terminar, colocaremos las piezas de pescado sobre papel absorbente para escurrir el exceso de aceite.
  8. ¡Servir y disfrutar!

Seguro que os estáis preguntando por el característico sabor del adobo en esta receta. En este caso particular, es mejor que evitéis incluir sabores ácidos fuertes, ya que pueden corromper el sabor del Plancton.

Seguro que con esta receta, tan atemporal y tan típica de la primavera a la vez, dejáis huella en el paladar de vuestros invitados.

Saludos, Marina Vela

plancton no es una moda

Por qué Plancton Marino no es una moda pasajera

“Pero Marina, ¿qué vas a hacer con tus recetas cuando pase la moda del Plancton?”. Es una pregunta que, antes o después, me realizan mis comensales. Todos coinciden en el delicioso sabor de mis platos desde que incorporé Plancton Marino a mi cocina como ingrediente habitual. Y todos, por ello, se muestran preocupados por saber cómo sustituiré un ingrediente con tanta personalidad en caso de que “pase la moda”.

Ante esta situación mi respuesta siempre es la misma: sonreír tranquila. Y es que, como les digo siempre, el Plancton Marino no es una moda, ha venido para quedarse. ¿Cuál es el motivo para poder hacer tal afirmación? Pues, en realidad, no hay uno, sino varios motivos de peso. Como los que os describo a continuación.

Ha venido para quedarse

Son varios los motivos por los que Plancton Marino va más allá de modas:

  1. Es natural: cada día miramos más lo que comemos. Hoy día convivimos con numerosos reportajes de investigación que realizan los medios de comunicación para denunciar los químicos de la industria alimentaria. Pocos se libran de este proceso artificial. Y cada vez más, además, miramos las etiquetas de todo aquello que compramos. Plancton Marino es un ingrediente totalmente natural, cultivado en El Puerto de Santa María (Cádiz) a partir de cepas de fitoplancton que, posteriormente, se liofilizan para su mejor conservación. Nada más. Prueba superada.
  2. Es delicioso: al menos, esto es lo que dicen mis invitados cuando lo prueban. Así que ya no se trata únicamente de mi gusto personal. Es una forma realmente interesante de dar sabor a marisco en nuestros platos sin necesidad de usar marisco. O de potenciar el sabor del mismo.
  3. Es versátil: El Plancton Marino se puede usar en numerosísimos platos y creaciones culinarias. Yo, de momento, sólo me atrevo con recetas tradicionales, a las que voy incorporando Plancton Marino. Pero hay muchos chefs que ya lo usan en creaciones más innovadoras con resultados espectaculares, como Ángel León.
  4. Da mucho de si: Al principio el precio del Plancton puede causar un poco de impresión. Sin embargo, ¡un poco da para mucho! (¡comprobado!)
  5. Es independiente de alergias: los alérgicos al marisco están de enhorabuena, y es que pueden degustar el delicioso sabor del mar sin exponerse a reacciones alérgicas gracias a Plancton Marino.
  6. Es de naturaleza totalmente vegetal, lo que lo hace apto para veganos. Y constituye una forma estupenda de dotar de un sabor diferente a sus platos.

Y ahora, ¿de verdad seguís creyendo que Plancton Marino es una moda pasajera?

Saludos, Marina Vela

Radiatori Garófalo con pesto de Plancton Marino

Hace poco os sugerimos la combinación de pasta con Plancton. Fuisteis muchos los que nos preguntasteis cómo elaborarla. Y no nos extraña, el sabor y la pinta son absolutamente espectaculares.

Un plato de pasta con Plancton es acierto seguro, tanto en el día a día como si queremos preparar un menú especial en casa. El Plancton Marino es un valioso aliado para complementar el sabor de las pastas. Y, en este caso particular, veréis qué bien queda un pesto a partir de nuestra materia prima favorita. Además, como veréis, se resuelve de forma muy sencilla y muy rápida.

Ingredientes para 4 personasElaboración
  • 320 g de radiatori
  • 50 g de albahaca
  • 1 diente de ajo
  • 80 g de aceite de girasol
  • 20 g de queso rallado
  • 50 g de piñones
  • 2 g de Plancton Marino
  1. Tostamos los piñones y reservamos.
  2. Hidratamos el plancton con agua mineral, reservamos.
  3. En un vaso de batidora introducimos las hojas de albahaca, el diente de ajo, el queso rallado, los piñones y el aceite.
  4. Trituramos hasta obtener un puré cremoso. Añadimos el plancton, mezclamos y lo ponemos a punto de sal.
  5. Cocemos los radiatori en abundante agua con sal durante 9 min.
  6. En un bol amplio ponemos el pesto de plancton con un cazo de agua de la cocción de la pasta, añadimos la pasta, lo mezclamos y rectificamos de sal.
  7. Servimos con unas lascas de queso y unos piñones tostados.
reconocer pescado fresco

Claves para reconocer el pescado fresco

El pescado constituye una imprescindible fuente de nutrientes nada despreciable y difícilmente sustituible. Y por supuesto, es un manjar. Sin embargo, a menudo me he encontrado con muchas personas (sobre todo jóvenes, pero hay de todas las edades) que temen enfrentarse al pescado fresco. Y me confiesan que todo se debe a que no saben reconocer, en materias pescaderas, cuándo le dan gato por liebre (o mejor dicho, pescado viejo por pescado nuevo), ya que no identifican la calidad del mismo a simple vista. Por ello, y por temor a intoxicaciones, surten su nevera de pescados a base de los ultracongelados.

Cuando me cuentan esto, les doy una serie de trucos básicos para reconocer el pescado fresco. Y me confiesan que, desde entonces, ya se atreven a hablar con el pescadero. Es más, el primer consejo que siempre doy es buscar a un pescadero de confianza, pues os ayudará a elegir bien. Pensad que los pescaderos son los primeros interesados en que estéis satisfechos con vuestra compra. Eso sí, no os lancéis a la primera pescadería que veáis, claro.

Los puntos básicos para reconocer el pescado fresco, sin ser un experto, son los siguientes:

–       Las escamas: deben brillar, ser cristalinas, que no den sensación de viscosidad.
–       Los ojos del pescado: no deben estar opacos, sino transparentes. Y por supuesto, deben brillar y estar humedecidos. Además, el pescado fresco presenta los ojos un poco saltones.
–       El cuerpo: debe estar rígido, pero algo arqueado. Además, si presionamos suavemente con el dedo, la carne del pescado fresco volverá a su lugar enseguida.
–       El olor: sí, el olor a pescado es característico. Pero no nos equivoquemos, el pescado huele fuerte (y mal) cuando está pasado. El pescado fresco tiene un olor más suave y para nada desagradable. Así que fíate de tu instinto olfativo. Los pescados de mar huelen a mar, pero no es un aroma fuerte. Si cuando entras a la pescadería huele mal, vete a otra.
–       Las branquias: el color debe ser rojo intenso. Cualquier tonalidad que se salga de esa, no es pescado fresco. Huye de branquias marrones o anaranjadas.

Espero que con estos consejos os lancéis a disfrutar del pescado fresco en vuestras recetas caseras. Notaréis la diferencia.

Saludos, Marina Vela