restaurante

Plademunt, el Restaurante Imaginario

Iván Plademunt Bartra es el responsable de la creación de Plademunt, el Restaurante Imaginario. Un espacio que combina aspectos fundamentales para ofrecer calidad; cocina de temporada, saludable y con sabor a mar.

Plademunt, el Restaurante Imaginario abrió sus puertas hace ya casi un año en Alcalá de Henares. Al frente del mismo está Iván Plademunt Bartra, que desde que comenzó a trabajar en la hostelería incubaba esta idea en su mente. Con el paso de los años y las experiencias acumuladas, el proyecto se hizo realidad el pasado 1 de noviembre. Con una cocina de temporada, saludable y con sabor a mar, el restaurante Imaginario de fuerte carácter familiar, ofrece un interesante espacio que incorpora una ludoteca y organiza talleres de cocina y actividades dirigidas tanta a niños como a adultos.

Hoy charlamos con Iván que nos contagia de su optimismo y nos cuenta un poco más sobre este interesante proyecto personal con mucha proyección de futuro que es Plademunt, el Restaurante Imaginario.

¿Qué es lo que inspira en la cocina del Restaurante Imaginario?

A mi modo de entender la inspiración para cocinar es muy parecida a la de cualquier arte y surge de la situación menos esperada. Aunque la encuentro mucho en la materia prima, en los ingredientes que hallo en el mercado, también me dejo orientar por las peticiones de mis clientes que van moldeando la cocina que ofrecemos. A nivel personal, aunque en mi familia no hay tradición hostelera, desde muy pequeño he tenido siempre un libro de recetas en la mano. Confieso que desde los cinco años cocinaba tortillas francesas a escondidas!

Vuestra cocina cuida mucho el ingrediente y el aspecto saludable de la alimentación, incluso tiene en cuenta a personas con intolerancias y alergias a determinados alimentos.

Esta es una de las evoluciones que hemos detectado como necesidad de nuestros clientes y a la que si queremos estar cerca de ellos, tenemos que adaptar nuestra cocina. Cada vez es mayor el número de personas con alergias e intolerancias y en paralelo, la demanda de platos que tenga en cuenta esto. Es lo que comentaba antes sobre la inspiración, muchas veces las peticiones y necesidades de los clientes hacen surgir ideas. Tanto la cocina de mercado como la alta gastronomía considero que tiene que ser sensible a este tema.

El Restaurante Imaginario tiene una gran vocación familiar, incluso incorporáis una ludoteca para que los niños jueguen y pasen un buen rato.

Uno de los objetivos de nuestro espacio es conseguir que un importante segmento de la población puedan encontrar un restaurante donde comer bien y puedan acudir con sus hijos, sin tener la necesidad de buscar canguro. Los ritmos y las necesidades de comida de los pequeños no son los mismos que los de los mayores, por eso hemos creado dos ambientes diferentes.

Desde el inicio, disponemos de un material didáctico propio basado en gastrocuentos tematizados por diferentes países, donde los niños aprenden curiosidades gastronómicas de otros lugares como Francia, Italia, Rusia, etc. Todo este material es el pilar en torno a al que gira gran parte de la oferta de cursos y talleres de cocina que ofrecemos a los más pequeños. De cara a la temporada que viene saldrán cinco cuentos más, ampliando la biblioteca a diez volúmenes diferentes.

Nos has comentado que ofrecéis talleres de cocina para todas las edades, pero también vais más allá e impartís cursos y actividades dirigidas a la familia al completo.

Uno de los aspectos con mayor aceptación en nuestro espacio es justamente la parte de la escuela. Realmente hay necesidad de hacer actividades en familia de calidad y ahora la gastronomía es un valor en alza, está de moda. Nosotros aprovechamos todo esto para dar un paso más allá y hacer talleres de cocina con buena materia prima y un buen conocimiento de los ingredientes, para que la familia al completo se divierta y aprenda al mismo tiempo.

Percibimos que entre la gente hay más conocimiento y exigencia de una gastronomía de calidad, cercana y ecológica. Aunque el precio es a veces una barrera para decidirse, hay cada vez mayor aproximación por parte del público a una cocina saludable.

Habéis incorporado Plancton Marino en vuestra cocina, cuál ha sido vuestra experiencia con este nuevo alimento.

Seguía a Ángel León desde hace años y me apasionaba con sólo imaginar el sabor y aroma que tendría Plancton Marino. Lo probé por primera vez en el Restaurante La Salita de Begoña Rodrigo y supe enseguida que en mi cocina tenía que ser un pilar importante. Tenemos incorporados ya a nuestra carta un arroz con pulpo braseado y plancton, así como un tartar de salmón, aguacate y melocotón con helado de plancton marino y esto es solo el principio. El Restaurante Imaginario es aún un bebé con mucha trayectoria y evolución pendiente. La vida en el restaurante cambia de semana en semana, introduciendo novedades en nuestra oferta gastronómica muy a menudo.

Todo en el Restaurante Imaginario respira mucha dedicación y mimo hacia sus clientes, desde su cocina mediterránea y de mercado, cercana y elaborada artesanalmente, hasta la especial consideración de las necesidades de ocio de las familias, pasando por la sensibilidad de su menú, que tiene en cuenta a personas celiacas y con alergias e intolerancias a determinados alimentos. Una fórmula así sólo puede estar destinada a tener grandes éxitos y a convertirse en un referente para todo restaurante con vocación familiar. 

Le deseamos a Ivan Plademunt que nunca decaiga su optimismo ni su imaginación, para disfrute de niños y adultos en su particular espacio gastronómico, en el Restaurante Imaginario con sabor a mar.

Datos de contacto:

Restaurante Plademunt, el Restaurante Imaginario
C/ Francisco Díaz, 1
28.801 Alcalá de Henares, Madrid
Teléfono para reservas: 918 776 337 / 637 133 000
Página de Facebook: Plademunt
http://plademunt.com/

Deja un comentario