empezar a usar plancton marino

Consejos para iniciarse en la cocina con Plancton Marino

Algo muy habitual a la hora de introducir nuevos ingredientes o condimentos culinarios en nuestras recetas es el temor a cómo usarlos y al resultado final. ¿Cómo se traduce esta innovación en el sabor, textura y aspecto de nuestros platos? ¿Lo aceptarán con gusto nuestros comensales habituales? Ciertamente, los cocineros profesionales están más habituados a este tipo de novedades, pero ¿qué ocurre en la cocina tradicional?

En el caso de Plancton Marino Veta la Palma nos encontramos a menudo con esta situación. Su llamativo (aunque natural) color verde intenso, su característico sabor y la pequeña cantidad de Plancton Marino que se requiere en cada receta puede asustar a los no iniciados. Y es que, ¿qué tiene esta sustancia que con tan poca cantidad hace tanto?

Si quieres probarlo pero no sabéis muy bien cómo funciona, aquí te explicamos paso a paso cómo hacerlo. Sin embargo, es probable (¡y humano!) que temas el sabor de lo desconocido. Por ello, si es la primera vez que pruebas Plancton Marino, puedes disminuir la cantidad a utilizar para que el sabor sea más sutil. ¡Seguro que, una vez lo pruebes, la próxima vez usarás las cantidades recomendadas al completo!

Comenzar con recetas conocidas, un buen punto de partida

Otro buen consejo es comenzar aplicando Plancton Marino Veta la Palma en platos que conozcas bien, y cuya elaboración tengas muy bien controlada. Así podrás apreciar el sabor del plancton en toda su plenitud y sin temor a un fallo en la receta. Como seguro que ya sabes, en nuestro recetario podéis encontrar numerosas recetas (vanguardistas y tradicionales) con ideas de cómo aplicar Plancton Marino Veta la Palma en cada una de ellas.

Por último, recuerda que es el alimento del Mar y para nosotros se convierte en un condimento que nos aporta su sabor original. ¿Tienes miedo a la sal, al orégano o al azafrán? Estos condimentos, al igual que Plancton Marino Veta la Palma, deben ser usados con mesura en nuestros platos… así que, ¿quién dijo miedo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  Acepto la política de privacidad