Personalidades

Entrevista a Juan Echanove

Intérprete reconocido en la televisión y el cine. También en el teatro, donde nos ha regalado tanto su faceta de actor como la de director.

Sin ir muy lejos, este pasado verano presenciábamos el estreno de la obra de Aristófanes “La Asamblea de las Mujeres”, que ha dirigido para el prestigioso Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida.

Nadie puede pues a estas alturas, en plena madurez de su carrera, cuestionar la gran trayectoria profesional de Juan Echanove, tanto por los numerosos premios y reconocimientos que acumula (Premio Goya, Concha de Plata en San Sebastián, Premios Max, Premio Valle Inclán de las Artes Escénicas, etc.), como por el gran cariño y respeto que el público le tiene.

Pero en esta ocasión, no nos vamos a centrar en su carrera interpretativa. Aunque somos conscientes de que no se puede conocer del todo al hombre sin contemplar todas sus pasiones como una sola, hoy nos vamos a dedicar, por razones obvias, a su gran amor por la gastronomía.

Llamarle “foodie” o gourmet son etiquetas que se le quedan pequeñas. No sólo están sus conocidas participaciones en programas de televisión como “Un País para Comérselo”, junto al también actor y amigo Imanol Arias; o sus muchas colaboraciones y charlas en eventos y foros gastronómicos, sino que a través de sus artículos sobre gastronomía en su apetecible bitácora personal “Un Blog para Comérselo”, Juan Echanove ha dado muestras de que tiene un profundo conocimiento gastronómico. Una sabiduría además a dos bandas, delante y detrás de los fogones.

Leer tu blog es empaparse de pasión por la vida, con la gastronomía como vehículo indiscutible. Tu curiosidad por la cocina y ligado a ello, por la cultura y las gentes de cualquier rincón de nuestro país es contagiosa. ¿De dónde viene esta pasión?

Yo creo que lo que más me ha influido en mi pasión por la gastronomía y todo lo que la rodea, ha sido la oportunidad de viajar que mi profesión de actor ha puesto a mi alcance. Estar en continuo viaje desde los 17 años, me ha permitido conocer en profundidad mi país su gente y sus costumbres.

¿El gastrónomo, nace o se hace?

El gastrónomo nace pero se perfecciona con estudio dedicación y perseverancia… como todo.

¿Algún sabor o plato especial vinculado con tu infancia?

Las sopas de ajo que preparaba mi abuela Julia en Soria. Ese sabor era el sabor de la familia, y esa temperatura en mitad del invierno… Eso es algo que no se olvida.

Adoro también la ensaladilla rusa, y el pollo frito con ensalada de remolacha. Esos son seguramente los pilares de mi memoria “emotivo-culinaria” de la niñez.

Juan Echanove

La vida de un actor o director durante los rodajes o ensayos se nos antoja bastante complicada para encontrar un momento calmado para comer en condiciones, con mesa y mantel de rigor. ¿Cómo te las apañas?

Siempre hay tiempo. Este verano en Mérida descubrí en un centro comercial de las afueras, una trattoría italiana espectacular. Para mí fue importantísimo relajarme después del montaje. Y fueron unas cuantas las veces que acudí al local a comer una pizza yo solo… Una pizza “diabolo” inmejorable.

Comer a gusto es importantísimo. Yo le concedo tanta importancia como a cualquier otro apartado del montaje. Comer bien en silencio… Pensar en silencio en cómo puedes mejorar tu trabajo. El buen comer es fuente de alegría e inspiración.

Eres de los que cuando planifica un viaje a un lugar desconocido, sondea antes en profundidad dónde y qué comer o te gusta improvisar una vez llegas al sitio…

Sí. Definitivamente sí. Llamo, pregunto, leo, consulto, tomo notas, hago fotos, todo. Para mí cada viaje sigue siendo una experiencia irrepetible.

Sabemos que ya conocías Plancton Marino como ingrediente y que lo habías probado en restaurantes, como en “Aponiente” de tu amigo Ángel León. Pero, ¿cómo ha sido conocerlo de primera mano y cocinar con él? Nos has compartido en redes sociales unas kokotxas de merluza al pil pil de plancton y un risotto con plancton marino con un aspecto estupendo.

Para mí como decís, Plancton Marino es más que un elemento culinario. Para mí es una enseñanza de Ángel y Juanlu. A ellos les debo muchas cosas. Entre otras les debo el gusto y la mesura a la hora de utilizarlo. Pero lo que más les debo es la verdad, la naturalidad y la complicidad con las que trabajan día a día.

Esas señas de identidad regaladas por el Chef del Mar y su jefe de cocina en el mundo real, me han mejorado como actor, como gastrónomo y lo que es más importante… como persona. A día de hoy, estoy perfeccionando una receta planctónica que se llamará : “Sopa Nemo”.

Receta de risotto con plancton del blog Para Comerselo

Risotto con Plancton Marino del autor de un Blog para Comerselo

Pues qué vamos a decir después de estas confesiones gastronómicas, que estamos deseando ver esa secreta sopa planctónica con tan seductor y novelesco nombre. Seguro que la tripulación del Nautilus surcaba de nuevo las 20.000 leguas de viaje submarino para zampársela.

Muchas gracias Juan Echanove, ha sido un placer charlar contigo y contagiarnos de tu pasión por la gastronomía, por los viajes, la gente y por la vida misma. Te deseamos lo mejor y que lo sigas compartiendo con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  Acepto la política de privacidad