merluza a baja temperatura

Merluza a baja temperatura con Plancton Marino

La cocina a baja temperatura es una tendencia culinaria a la última, que además llega para quedarse. Y es que esta técnica gastronómica ya ha pasado la barrera del chef y el restaurante, empezándose a instalar en cada vez más hogares y cocinas tradicionales.

El motivo es muy sencillo. La cocina a baja temperatura, aquella que se realiza a menos de 100ºC, es una forma estupenda de sacarle todo el partido potencial a nuestros alimentos: nos permite extraer los mejores sabores, conseguir las mejores texturas y, todo ello, sin perder sus propiedades nutricionales.

Y es que una de las ventajas de este tipo de cocina es la uniformidad del punto de cocción. Con la cocina a baja temperatura conseguimos el punto deseado en carnes y pescados tanto en superficie como en interior. Eso sí, dadle tiempo. Porque las prisas, en este tipo de cocina, no son buenas. Pero el resultado merece la pena.

Para este tipo de cocciones suele utilizarse un roner. Este aparato, diseñado por Joan Roca y y Narcís Caner, es una suerte de termostato que permite mantener un baño maría a una temperatura controlada.

Si queréis poner en práctica esta técnica, hoy os traemos una receta ideal para iniciarse. Nada más y nada menos que esta deliciosa Merluza a baja temperatura con Plancton Marino Veta la Palma, que hará las delicias de todos.

Tiempo de elaboración: 20 minutos

Ingredientes 4 personasElaboración
  • 1 g de plancton
  • 4 lomos de merluza de 180 g
  • 8 g de caldo de pescado
  • 8 ml de aceite perfumado de ajo
  • Sal
  • Bolsas de vacío para calor
  1. Hidratamos el plancton con el caldo
  2. Incorporamos el aceite de ajo. Mezclamos bien.
  3. A continuación, sazonaremos el pescado, y lo introduciremos en la bolsa de vacío.
  4. Añadimos a la bolsa el plancton, ya hidratado junto al aceite de ajo. Repartimos bien, buscando que el pescado quede bien impregnado por toda su superficie.
  5. Ponemos la bolsa en el roner, a 55ºC durante 12 minutos.
  6. Una vez transcurrido ese tiempo, retiramos de la bolsa y emplatamos.

Para finalizar, os damos un dato: esta técnica, baja temperatura y al vacío, es una de las más adecuadas para optimizar las propiedades y cualidades del Plancton Marino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  Acepto la política de privacidad