Tag Archives: cocina con plancton

helado de plancton marino

Helado de Plancton Marino

Con estas altas temperaturas tan propias de la época en la que estamos es normal que se nos quite el hambre, o que el cuerpo sólo nos pida ingerir cosas fresquitas y livianas. Así, es temporada alta para los aliños, gazpachos, cremas frías y ¡helados! Y es que los helados y sorbetes son un fantástico modo de aliviar los días más cálidos y refrescar las reuniones de amigos de un modo apetecible.

Y, hablando de helado, ¿os habéis atrevido a innovar con los helados y sorbetes más allá de algún que otro sabor un tanto original? Hoy os invitamos a que probéis a añadir Plancton Marino a estos preparados. El resultado es aún más refrescante, porque consigue el efecto de teletransportarnos a la costa… ¿y dónde se está mejor y más fresquito que a la vera del mar?

Esta receta que os traemos es perfecta para acompañar preparaciones saladas, como ceviches, carpaccios, tartares y ensaladas, e incluso alguna preparación dulce. Sólo tenéis que echarle un poco de imaginación y veréis como la mezcla marida estupendamente y resulta tan refrescante que se convertirá en un indispensable en vuestros veranos.

En sólo 20 minutos lo tendréis listo. Eso sí, recordad que tardará algo más (unas 12 horas mínimo) en estar lo frío que necesita, así que lo mejor es prepararlo con antelación. Y claro, necesitaremos, igualmente, una heladera.

IngredientesElaboración

300 ml de leche
275 ml de nata (35% de grasa)
100g de azúcar
20g de glucosa
25g de mantequilla
15g de leche en polvo
5 yemas de huevo
3g de xantana

1.     Introduciremos todos los ingredientes en un recipiente y los mezclaremos.


2.     Los echaremos en un cazo (o en una thermomix) y los pondremos a temperatura de 85ºC
3.     Seguidamente, dejaremos templar y enfriaremos rápido en un abatidor, o en la nevera durante 12 horas.
4.     Por último, introduciremos la crema en una heladera para darle la textura y temperatura necesaria.

¡Listo! Ya tenéis una estupenda y refrescante guarnición para vuestros platos.

empezar a usar plancton marino

Consejos para iniciarse en la cocina con Plancton Marino

Algo muy habitual a la hora de introducir nuevos ingredientes o condimentos culinarios en nuestras recetas es el temor a cómo usarlos y al resultado final. ¿Cómo se traduce esta innovación en el sabor, textura y aspecto de nuestros platos? ¿Lo aceptarán con gusto nuestros comensales habituales? Ciertamente, los cocineros profesionales están más habituados a este tipo de novedades, pero ¿qué ocurre en la cocina tradicional?

En el caso de Plancton Marino Veta la Palma nos encontramos a menudo con esta situación. Su llamativo (aunque natural) color verde intenso, su característico sabor y la pequeña cantidad de Plancton Marino que se requiere en cada receta puede asustar a los no iniciados. Y es que, ¿qué tiene esta sustancia que con tan poca cantidad hace tanto?

Si quieres probarlo pero no sabéis muy bien cómo funciona, aquí te explicamos paso a paso cómo hacerlo. Sin embargo, es probable (¡y humano!) que temas el sabor de lo desconocido. Por ello, si es la primera vez que pruebas Plancton Marino, puedes disminuir la cantidad a utilizar para que el sabor sea más sutil. ¡Seguro que, una vez lo pruebes, la próxima vez usarás las cantidades recomendadas al completo!

Comenzar con recetas conocidas, un buen punto de partida

Otro buen consejo es comenzar aplicando Plancton Marino Veta la Palma en platos que conozcas bien, y cuya elaboración tengas muy bien controlada. Así podrás apreciar el sabor del plancton en toda su plenitud y sin temor a un fallo en la receta. Como seguro que ya sabes, en nuestro recetario podéis encontrar numerosas recetas (vanguardistas y tradicionales) con ideas de cómo aplicar Plancton Marino Veta la Palma en cada una de ellas.

Por último, recuerda que es el alimento del Mar y para nosotros se convierte en un condimento que nos aporta su sabor original. ¿Tienes miedo a la sal, al orégano o al azafrán? Estos condimentos, al igual que Plancton Marino Veta la Palma, deben ser usados con mesura en nuestros platos… así que, ¿quién dijo miedo?

pescado en adobo

Pescado en Adobo de Plancton Marino

Pocos sabores hay tan nuestros como el del pescado en adobo. ¡Y pocos aromas son capaces de despertar nuestros sentidos como el de este aderezo! Sin embargo, ¿se os ha ocurrido alguna vez preparar un pescado en adobo a base de Plancton Marino?

¿Y por qué no? Ya sabéis que siempre os animo a atreveros a experimentar (y a sorprenderos) con la versatilidad del Plancton Marino. En esta ocasión, os traigo una receta para adobar pescado que enriquecerá, aún más, ese delicioso y tan característico sabor.

Y como os tengo acostumbrados, se trata de una receta muy sencilla y que podéis preparar en muy poco tiempo! Eso sí, tened en cuenta el tiempo de maceración del pescado en adobo. Éste debe ser, mínimo, de unas 12 horas para que penetre bien y recoja todo el sabor que queremos darle a nuestro adobo.

Ingredientes para 6 personasElaboraciónConsejo
  • 600 g de pescado limpio
  • 1 diente de ajo
  • ½ cucharadita de comino molido
  • ½ cucharadita de orégano seco en hoja
  • 5 g de hojas de perejil
  • 30 g de aceite de oliva
  • Zumo de ½ lima pequeña
  • 5g de agua
  • 1´5g de plancton
  • Sal
  • Panko
  • Harina
  • Huevo batido
  • Aceite
  1. Echaremos en un mortero el ajo, las hojas de perejil y un buen pellizco de sal. Trituraremos hasta que obtengamos una pasta más o menos homogénea.
  2. A continuación, añadiremos al mortero ½ cucharadita de comino molido, otra ½ de orégano seco y el zumo de ½ lima. Removemos y reservamos.
  3. Hidrataremos el plancton como acostumbramos. A continuación, añadiremos el contenido  mortero.
  4. Limpiaremos el pescado y lo cortaremos en trozos del tamaño deseado.
  5. A continuación, impregnaremos cada pieza de pescado con la mezcla que hemos obtenido en el bol. Dejaremos reposar de 12 a 24 horas, para que se impregnen bien los sabores.
  6. Finalmente, enharinamos el pescado. Después, lo pasaremos por huevo batido y panko, para posteriormente freír en abundante aceite de oliva caliente. Doraremos por ambas caras.
  7. Al terminar, colocaremos las piezas de pescado sobre papel absorbente para escurrir el exceso de aceite.
  8. ¡Servir y disfrutar!

Seguro que os estáis preguntando por el característico sabor del adobo en esta receta. En este caso particular, es mejor que evitéis incluir sabores ácidos fuertes, ya que pueden corromper el sabor del Plancton.

Seguro que con esta receta, tan atemporal y tan típica de la primavera a la vez, dejáis huella en el paladar de vuestros invitados.

Saludos, Marina Vela

Radiatori Garófalo con pesto de Plancton Marino

Hace poco os sugerimos la combinación de pasta con Plancton. Fuisteis muchos los que nos preguntasteis cómo elaborarla. Y no nos extraña, el sabor y la pinta son absolutamente espectaculares.

Un plato de pasta con Plancton es acierto seguro, tanto en el día a día como si queremos preparar un menú especial en casa. El Plancton Marino es un valioso aliado para complementar el sabor de las pastas. Y, en este caso particular, veréis qué bien queda un pesto a partir de nuestra materia prima favorita. Además, como veréis, se resuelve de forma muy sencilla y muy rápida.

Ingredientes para 4 personasElaboración
  • 320 g de radiatori
  • 50 g de albahaca
  • 1 diente de ajo
  • 80 g de aceite de girasol
  • 20 g de queso rallado
  • 50 g de piñones
  • 2 g de Plancton Marino
  1. Tostamos los piñones y reservamos.
  2. Hidratamos el plancton con agua mineral, reservamos.
  3. En un vaso de batidora introducimos las hojas de albahaca, el diente de ajo, el queso rallado, los piñones y el aceite.
  4. Trituramos hasta obtener un puré cremoso. Añadimos el plancton, mezclamos y lo ponemos a punto de sal.
  5. Cocemos los radiatori en abundante agua con sal durante 9 min.
  6. En un bol amplio ponemos el pesto de plancton con un cazo de agua de la cocción de la pasta, añadimos la pasta, lo mezclamos y rectificamos de sal.
  7. Servimos con unas lascas de queso y unos piñones tostados.
ideas para un menú de navidad

Menú de Navidad diferente: Plancton Marino a la mesa

Seguro que ya, en las fechas que estamos, estáis inmersos en idear un menú de Navidad para las próximas fiestas con el que sorprender a vuestros invitados. Y es que las ocasiones para ello son numerosas: Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo, Noche y Día de Reyes son los días oficiales para comidas especiales. Sin contar, claro está, con las comidas de amigos y de allegados que, antes o después y de forma “extra festiva”, también se dan en estos días.

Y desde luego, ¡cómo nos gusta sorprender a nuestros invitados! Pero, ¿hasta dónde podemos arriesgar en nuestros platos? Yo soy de las que piensan que, en estas días en los que nos atiborramos de sabores y de cosas diferentes, es un buen momento para probar cosas nuevas pero que nos sienten igual de bien que nuestros menús del dia a día. Comida sana, al fin y al cabo, y que no nos suponga un mal recuerdo digestivo o ¡en el bolsillo!.

Algunas recetas para un menú de Navidad infalible

Por ejemplo, un entrante imprescindible en mis reuniones familiares es el Ajoblanco. Este tradicional plato andaluz, con su toque especial, constituye un manjar para todos los paladares, y abre apetito para los platos que completarán el menú.

Las salsas son un acompañante fundamental en estas fechas. La reina de las salsas es, probablemente, la mayonesa, pues es perfecta para mariscos y arroces… Un toque distinto a esa clásica mayonesa que nunca falla es la mayonesa de Plancton Marino, que tendréis lista en apenas media hora.

El arroz suele ser un plato fijo cuando de reuniones familiares se trata. Para Año Nuevo me gusta preparar un buen Risotto de Calamar con el que recuperarse de la noche anterior. No falla: los más jóvenes agradecen y se relamen con este almuerzo tras una noche muy larga. Y los mayores siempre repiten. A veces, sin embargo, mis familiares me piden un guiso. Y es que, como os he dicho alguna vez, en casa somos muy de guisos. Mi sugerencia para estos casos es este fantástico Bullit de Peix, un guiso ibicenco de pescado que hace las delicias de los paladares más exigentes de casa. O un buen cuchareo, con esta receta de Fabes Marineras que son, además, facilísimas de preparar.

Espero que os gusten mis recomendaciones. Y vosotros, ¿qué me sugerís para estas fechas?

Marina Vela

el sabor del plancton marino

¿A qué sabe el Plancton Marino?

A menudo me preguntan qué tiene el Plancton Marino para que se haya hecho imprescindible en mi cocina:

Pero Marina, con lo que tú eres, tan de pucheros y cazuelas tradicionales, tan de azafrán y pimentón, ¿cómo es que ahora no puedes prescindir del Plancton?.

La respuesta es sencilla: por un lado, el Plancton Marino sigue siendo un elemento, una especia, tan natural como las que acostumbro a usar en mi cocina tradicional. Y por otro, el sabor que Plancton Marino deja en mis platos no puedo sustituirlo ni compensarlo con nada. Y es que no hay otra especia que le infunda ese sabor tan especial o algo parecido.

Pero, exactamente ¿a qué sabe el Plancton Marino?
Es difícil describir un sabor a alguien que nunca lo ha probado. ¿A qué sabe la canela? La canela sabe a canela. Podríamos decir que es ligeramente picante y amarga pero dulce a la vez. Y posiblemente no conseguiría que la persona que no la ha probado entienda el sabor que tiene. Sin embargo, en este caso, puedo describíroslo de un modo muy sencillo: es el sabor del mar. No es gratuito que, los que lo han probado, digan que es como comerse el mar a bocados. Un sabor parecido al de las ortiguillas gaditanas. A langostinos frescos. A ostras. A almejas. ¿A que ya sabéis a qué sabe el Plancton Marino?

Diciéndolo así, puede parecer que es un ingrediente únicamente apto para platos a base de pescados o mariscos. Bien, en realidad todos empezamos probando el plancton en este tipo de recetas. Arroces y caldos de pescados, guisos… con Plancton Marino ven potenciado su sabor. Sin embargo, los chefs que ya hacen uso de él no se limitan a los pescados. Ya hay quien se ha atrevido con el Plancton en postres dulces.

Un poco de Plancton, como el azafrán, da para mucho.  Lo mejor es, como siempre, cogerle el truco. Aprender con las cantidades. Experimentar, jugar y divertirse ¡perderle el miedo! Al fin y al cabo, Plancton Marino no deja de ser una especia que dará alma y sabor a nuestros platos. Y sí, al igual que otras como la pimienta, la cúrcuma o la canela, Plancton Marino es totalmente natural.

Saludos, Marina Vela

especias imprescindibles

Especias imprescindibles que no deben faltar en ninguna cocina

Seguro que alguna vez habéis probado un plato en principio bastante común y habéis notado que tiene un sabor diferente, especial y que lo hace aún más delicioso. A menudo habréis escuchado hablar de la “receta especial” de alguien, y lo que suele hacerlo especial es un ingrediente secreto, incluso dos.

En realidad, la mayoría de las veces ese ingrediente secreto se trata de una especia. Un pequeño toque que, a menudo, no podemos percibir a simple vista por haberse añadido en polvo, o en proporciones ínfimas. Un toque mágico que es capaz de despertar sabores, aromas y hacer de un plato delicioso, uno irresistible.

A la hora de elegir especias, son muchas y muy variadas las opciones a elegir. Lo ideal es ir haciéndose con una colección de especias poco a poco, sin olvidarnos de que también caducan y pierden propiedades organolépticas. Sin embargo, las especias básicas que no deben faltar en ninguna cocina y que son insustituibles no son tantas. Al menos en mi cocina, nunca faltan las siguientes especias. Y con ellas, les doy mi toque “secreto” a casi todos mis platos.

Estas son mis especias imprescindibles en la cocina

  • Pimienta negra: una de las más clásicas y más versátiles. Desde un zumo de tomate hasta una carne o un pescado, no hay apenas recetas que no la admitan.
  • Azafrán: la reina de las especias. Es una especia fundamental que tiene un papel importantísimo en muchos platos de nuestra gastronomía. Con sólo unas hebras conseguiremos grandísimos resultados.
  • Canela: una de las principales especias para repostería. Y no solo en ella, sino también en algunos platos salados. Por ejemplo, un pollo especiado al estilo marroquí no sería el mismo sin su toque de canela. Eso sí, aunque nos encante su aroma y sabor, es importante recordar que debe usarse con moderación. Y es que en exceso ¡amarga!
  • Orégano: ¿Qué sería de un plato de pasta sin su toque de orégano? Sin embargo, el orégano es mucho más que un toque especial en los platos de pasta. De mucha intensidad aromática, su sabor es muy recomendable en aliños, ensaladas, carnes…
  • Laurel: ese gran aliado, tan fundamental en guisos y, en general, platos de cuchara. Personalmente me encanta añadirlo en el agua de mis cocciones, e intento jugar con esta especia siempre que puedo.
  • Pimentón: en cualquiera de sus variedades (picante, agridulce o dulce) es una especia valiosísima, capaz de dar un sabor muy especial a nuestras recetas.
  • Plancton Marino: mi gran secreto a voces. Su sabor marino aporta un sabor increíble a platos a base de pescados y mariscos ¡pero no sólo a ellos! Desde que descubrí Plancton Marino no he dejado de experimentar y probar con él en mis platos, ¡y merece mucho la pena! Además, es una especia de mucho rendimiento, y es que con un poquito basta para aportar ese toque tan especial a nuestros platos.

Así que ya lo sabéis, el secreto de todo cocinero ¡son sus especias!

¿Cuáles son vuestras especias imprescindibles?

Saludos, Marina Vela

Receta de Mantequilla de Plancton Marino

Si seguís mis recetas, veréis que de vez en cuando hago alusión a la mantequilla de plancton marino. Se trata de un ingrediente muy socorrido en mis platos.Y es que es un recurso realmente útil para darles un sabor y una jugosidad extra a nuestros guisos. En mi nevera nunca falta un poco de mantequilla de plancton, y es que, además, es tan fácil de preparar que no hay excusas para no utilizarla.

Es, además, una buena forma de usar la mantequilla que nos sobra de los desayunos, si vemos que no le damos salida y se nos puede poner rancia. O la que nos queda en la tarrina tras preparar un bizcocho. Así que, ¿a qué esperáis? Con este truco de cocina no sólo daréis un sabor especial a vuestras recetas, sino que ahorraréis y reciclaréis restos de mantequilla. Y, de eso se trata, ¿verdad?

Tiempo de elaboración: 15 minutos

IngredientesElaboración

– 200 g de mantequilla
– 6 g de plancton marino
– 20 ml de agua mineral

  1. Debemos dejar la mantequilla fuera de la nevera, a temperatura ambiente, hasta que esté blandita. No la calentéis, pues se licuaría. Basta con que se quede lo suficientemente blanda.
  2. Luego, hidrataremos el plancton marino con el agua, como hacemos habitualmente.
  3. A continuación, sólo tendremos que mezclar el plancton con la mantequilla.
  4. Removeremos bien hasta que veamos que el plancton se ha quedado bien repartido por toda la mantequilla.
  5. Luego, formaremos un rulo. Podemos ayudarnos con papel film transparente. Este rulo lo conservaremos en la nevera y podremos ir usándolo a voluntad.

Os aconsejo que lo probéis en pescados, en risottos o en pastas… ¡delicioso!

By Marina Vela

 

Pastillas de caldo con Plancton

Ahora que llega la época por excelencia del cuchareo me encanta tener preparadas algunas bases para mis sopas y consomés. Y, como no podía ser de otro modo, desde que incorporé Plancton Marino a mi cocina, también tiene un importante papel en el enriquecimiento de mis guisos en los meses más fríos.

Ya son muy habituales las pastillas de caldo concentrado, tanto comerciales como caseras. Pero, ¿se os ha ocurrido alguna vez preparar un concentrado de caldo con Plancton Marino? El resultado es espectacular. Aunque hay varios modos de prepararlo, este es uno de mis favoritos, ¿os animáis a prepararlo y a contarme qué tal?

Tiempo de elaboración: 1 hora

IngredientesElaboración

10 g de plancton
90 g de chalota (4 unidades)
4 g de ajo
40 g de puerro
1 c/s de tomate
1 c/s de aceite
1 c/c de hierbas provenzales (orégano, tomillo y romero)
2 c/c de perejil
15 g de avellanas
15 g de almendras
16 g de pan
20 g de agua

  1. Cortaremos la chalota, el ajo y el puerro en dados pequeños y los cocinaremos con el aceite.
  2.  A continuación, añadiremos el tomate. Debemos remover un poco y, entonces, añadir las hierbas provenzales y el perejil. Tras mezclarlo todo bien, retiraremos la sartén del fuego y reservaremos.
  3. Mientras se cocina este sofrito podemos triturar las almendras y las avellanas en un mortero. A continuación, haremos lo mismo con el pan. Y, cuando esté todo bien triturado, mezclaremos estos 3 ingredientes y reservaremos.
  4. Es el momento de diluir el plancton en el agua, como hacemos habitualmente. Como siempre, recordad prestad atención para que no queden grumos.
  5. Entonces mezclaremos todo en un bol: las hortalizas cocinadas, el majado de los frutos secos, el pan y el plancton diluido.
  6. Pondremos la mezcla en moldes. Yo suelo usar para esto los vasitos de los yogures, pero también podéis usar moldes de silicona u otros que consideréis.
  7. Dejaremos enfriar y, una vez frío, desmoldaremos y cortaremos en los tamaños deseados, para poder conservarlos y utilizarlos a conveniencia.

By Marina Vela