Tag Archives: Cocinar con Plancton Marino

el sabor del plancton marino

¿A qué sabe el Plancton Marino?

A menudo me preguntan qué tiene el Plancton Marino para que se haya hecho imprescindible en mi cocina:

Pero Marina, con lo que tú eres, tan de pucheros y cazuelas tradicionales, tan de azafrán y pimentón, ¿cómo es que ahora no puedes prescindir del Plancton?.

La respuesta es sencilla: por un lado, el Plancton Marino sigue siendo un elemento, una especia, tan natural como las que acostumbro a usar en mi cocina tradicional. Y por otro, el sabor que Plancton Marino deja en mis platos no puedo sustituirlo ni compensarlo con nada. Y es que no hay otra especia que le infunda ese sabor tan especial o algo parecido.

Pero, exactamente ¿a qué sabe el Plancton Marino?
Es difícil describir un sabor a alguien que nunca lo ha probado. ¿A qué sabe la canela? La canela sabe a canela. Podríamos decir que es ligeramente picante y amarga pero dulce a la vez. Y posiblemente no conseguiría que la persona que no la ha probado entienda el sabor que tiene. Sin embargo, en este caso, puedo describíroslo de un modo muy sencillo: es el sabor del mar. No es gratuito que, los que lo han probado, digan que es como comerse el mar a bocados. Un sabor parecido al de las ortiguillas gaditanas. A langostinos frescos. A ostras. A almejas. ¿A que ya sabéis a qué sabe el Plancton Marino?

Diciéndolo así, puede parecer que es un ingrediente únicamente apto para platos a base de pescados o mariscos. Bien, en realidad todos empezamos probando el plancton en este tipo de recetas. Arroces y caldos de pescados, guisos… con Plancton Marino ven potenciado su sabor. Sin embargo, los chefs que ya hacen uso de él no se limitan a los pescados. Ya hay quien se ha atrevido con el Plancton en postres dulces.

Un poco de Plancton, como el azafrán, da para mucho.  Lo mejor es, como siempre, cogerle el truco. Aprender con las cantidades. Experimentar, jugar y divertirse ¡perderle el miedo! Al fin y al cabo, Plancton Marino no deja de ser una especia que dará alma y sabor a nuestros platos. Y sí, al igual que otras como la pimienta, la cúrcuma o la canela, Plancton Marino es totalmente natural.

Saludos, Marina Vela

Receta de Mantequilla de Plancton Marino

Si seguís mis recetas, veréis que de vez en cuando hago alusión a la mantequilla de plancton marino. Se trata de un ingrediente muy socorrido en mis platos.Y es que es un recurso realmente útil para darles un sabor y una jugosidad extra a nuestros guisos. En mi nevera nunca falta un poco de mantequilla de plancton, y es que, además, es tan fácil de preparar que no hay excusas para no utilizarla.

Es, además, una buena forma de usar la mantequilla que nos sobra de los desayunos, si vemos que no le damos salida y se nos puede poner rancia. O la que nos queda en la tarrina tras preparar un bizcocho. Así que, ¿a qué esperáis? Con este truco de cocina no sólo daréis un sabor especial a vuestras recetas, sino que ahorraréis y reciclaréis restos de mantequilla. Y, de eso se trata, ¿verdad?

Tiempo de elaboración: 15 minutos

IngredientesElaboración

– 200 g de mantequilla
– 6 g de plancton marino
– 20 ml de agua mineral

  1. Debemos dejar la mantequilla fuera de la nevera, a temperatura ambiente, hasta que esté blandita. No la calentéis, pues se licuaría. Basta con que se quede lo suficientemente blanda.
  2. Luego, hidrataremos el plancton marino con el agua, como hacemos habitualmente.
  3. A continuación, sólo tendremos que mezclar el plancton con la mantequilla.
  4. Removeremos bien hasta que veamos que el plancton se ha quedado bien repartido por toda la mantequilla.
  5. Luego, formaremos un rulo. Podemos ayudarnos con papel film transparente. Este rulo lo conservaremos en la nevera y podremos ir usándolo a voluntad.

Os aconsejo que lo probéis en pescados, en risottos o en pastas… ¡delicioso!

By Marina Vela

 

Pastillas de caldo con Plancton

Ahora que llega la época por excelencia del cuchareo me encanta tener preparadas algunas bases para mis sopas y consomés. Y, como no podía ser de otro modo, desde que incorporé Plancton Marino a mi cocina, también tiene un importante papel en el enriquecimiento de mis guisos en los meses más fríos.

Ya son muy habituales las pastillas de caldo concentrado, tanto comerciales como caseras. Pero, ¿se os ha ocurrido alguna vez preparar un concentrado de caldo con Plancton Marino? El resultado es espectacular. Aunque hay varios modos de prepararlo, este es uno de mis favoritos, ¿os animáis a prepararlo y a contarme qué tal?

Tiempo de elaboración: 1 hora

IngredientesElaboración

10 g de plancton
90 g de chalota (4 unidades)
4 g de ajo
40 g de puerro
1 c/s de tomate
1 c/s de aceite
1 c/c de hierbas provenzales (orégano, tomillo y romero)
2 c/c de perejil
15 g de avellanas
15 g de almendras
16 g de pan
20 g de agua

  1. Cortaremos la chalota, el ajo y el puerro en dados pequeños y los cocinaremos con el aceite.
  2.  A continuación, añadiremos el tomate. Debemos remover un poco y, entonces, añadir las hierbas provenzales y el perejil. Tras mezclarlo todo bien, retiraremos la sartén del fuego y reservaremos.
  3. Mientras se cocina este sofrito podemos triturar las almendras y las avellanas en un mortero. A continuación, haremos lo mismo con el pan. Y, cuando esté todo bien triturado, mezclaremos estos 3 ingredientes y reservaremos.
  4. Es el momento de diluir el plancton en el agua, como hacemos habitualmente. Como siempre, recordad prestad atención para que no queden grumos.
  5. Entonces mezclaremos todo en un bol: las hortalizas cocinadas, el majado de los frutos secos, el pan y el plancton diluido.
  6. Pondremos la mezcla en moldes. Yo suelo usar para esto los vasitos de los yogures, pero también podéis usar moldes de silicona u otros que consideréis.
  7. Dejaremos enfriar y, una vez frío, desmoldaremos y cortaremos en los tamaños deseados, para poder conservarlos y utilizarlos a conveniencia.

By Marina Vela

Bacalao con almejas en salsa verde de Plancton Marino

Regresar de vacaciones conlleva retomar la rutina del día a día: volver al trabajo, al colegio, a nuestra vida habitual… sin embargo, también es época de reencuentros, y es que no hay nada más característico de septiembre que un almuerzo o una cena de amigos donde compartir anécdotas y batallas estivales.

Para esta ocasión os propongo un sencillo pero exquisito plato con sabor a mar y claras alusiones al mismo. Se trata de mi receta de bacalao y almejas, que hará las delicias de vuestros comensales. Todavía hace calor y apetecen alimentos ligeros, que no aporten demasiadas calorías. Y, aunque nos encante el pescado, quizá a estas alturas del verano apetece un poco de innovación en su degustación. Así que, ¿qué tal si le damos un toque especial con Plancton Marino? Con esta receta veréis cómo sorprendéis y hacéis de ese reencuentro un momento aún más inolvidable. ¡Es facilísimo y en sólo 20 minutos tendréis todo listo!

Ingredientes para 4 personasElaboración

4 lomos de bacalao
250 g de almejas
150 ml de caldo de merluza
3 chalotas
3 dientes de ajo
75 ml de vino blanco
1 cubito de Plancton Marino
1 cucharada sopera rasa de harina
Aceite de oliva
Sal

1. Picaremos los ajos y las chalotas

2. Echaremos un poco de aceite de oliva en una sartén y sofreiremos en ella las chalotas y los ajos.

3. Una vez pochados, añadiremos la harina y rehogaremos

4. A continuación, verteremos el vino y dejaremos reducir. Cuando esto ocurra, añadiremos el fumet (o caldo). Además, será el momento de probarlo para rectificar de sal si fuera necesario.

5. Cuando rompa a hervir deberemos añadir las almejas y el bacalao. Tras un minuto de cocción a fuego lento incorporaremos el cubito de Plancton Marino. Cuidando de que el guiso no llegue a hervir, mantendremos unos minutos hasta que el cubito de Plancton se integre con el resto.

6. Serviremos inmediatamente y… ¡mmmm!

By Marina Vela

receta de sepia con patatas y Plancton Marino

Sepia con patatas y plancton marino

En casa somos muy de sepia. Y es que hay pocos sabores tan auténticos y tan típicos de nuestra mesa como leste molusco, que muchos confunden con el calamar. Además, es muy versátil en la cocina, por lo que desde a la plancha hasta en elaborados y deliciosos guisos, nunca defrauda.

Para los que, como yo, sois unos incondicionales de la sepia, y para los que no, hoy os traigo una receta que os sorprenderá por su sencillez y lo riquísima que está. ¿Habéis probado la sepia con patatas y plancton marino?

En sólo 45 minutos, y de forma muy sencilla, veréis cómo solucionáis un almuerzo para 4 personas (podéis adaptar los ingredientes para variar los comensales) con esta deliciosa receta.

Ingredientes

– 4 sepias mini
– 1 cebolleta
– 1 puerro
– 2 dientes de ajo
– 4 patatas medianas
– 1 tomate maduro
– 1 c/c de comino
– 100 ml de brandy
– caldo de pescado
– 1 pastilla de plancton marino
– tirabeques

Paso a paso para elaborar las patatas con plancton marino

En primer lugar, limpiaremos las sepias, dejando solo la parte central.
En estas partes centrales, marcaremos con el cuchillo, dibujando una cuadrícula. Trocearemos el resto de las sepias en dados muy pequeños. Reservaremos ambas partes de sepia.
Picaremos la cebolleta, el puerro y los ajos. Seguidamente, los sofreiremos en una olla.
A continuación añadiremos el tomate y dejaremos que se fría.
Una vez listo, añadiremos el comino y la sepia cortada en dados.
Tras cocinar unos minutos incorporaremos el brandy. Dejaremos que se evapore el alcohol y, a continuación, añadiremos el caldo de pescado hasta cubrirlo todo. Taparemos la olla y dejaremos cocinar durante, aproximadamente, unos 30’ (hasta que estén tiernas las sepias).
Incorporaremos las patatas en la misma olla, cortadas en trozos medianos, para que se cocinen en la misma salsa.
Una vez listo, el último paso es añadir la pastilla de plancton. Dejaremos cocinar durante 1’ y retiraremos del fuego.

Cómo cocinar la sepia

A continuación, prepararemos las partes centrales de sepia que tenemos reservadas. Para ello, usaremos una sartén con un poco de aceite. En ella doraremos la sepia por la parte que hemos marcado previamente. Salpimentaremos y retiraremos.

Para servir, recomiendo colocar en un plato las patatas guisadas con sepia y plancton y, sobre ellas, la sepia a la plancha.

Una buena idea de guarnición son unos tirabeques cortados y salpimentados, cocinados al dente. ¡En casa nunca sobra!

 

Saludos marineros,

Marina Vela

cocina tradicional

Cómo llegó Plancton Marino a mi cocina tradicional… y se quedó

Cuando escuché hablar del Plancton Marino como ingrediente culinario, reconozco que enseguida hice aspavientos. Y es que soy partidaria de una cocina muy tradicional, de las de siempre, con sus ollas y sus pucheros y sus platos de cuchareo. Aquello del plancton me sonaba a innovaciones culinarias y esnobismos que nada tenían que ver conmigo.
“Donde se ponga un buen puchero, o un guiso de bacalao, que se quite lo demás”. Esa había sido siempre mi cantinela favorita, en la que refugiarme para evitar la entrada a mi cocina a los intrusos modernos.

De no ser porque aquella amable señorita que estaba ofreciendo muestras cocinadas del producto me insistió, nunca lo hubiera hecho. “Señora, anímese a probar este alioli y cuénteme qué le parece”. Un poco por curiosidad, y un mucho por quitármela de encima de forma educada, cogí la tulipa de aquel alioli verdoso que me ofrecía. Me lo metí en la boca casi sin pensar, dispuesta a engullirlo sin pena ni gloria.

Y entonces pasó. Me transporté al Puerto de Santa María, el refugio de mi niñez. Me acordé del inconfundible y valorado sabor del marisco. Por un momento saboreé el pulpo cocido y las ostras frescas. Sentí el olor a mar de la lonja, bien temprano en la mañana. Y, cuando abrí los ojos, allí estaba ella.

“Qué le parece, señora? Es un alioli con Plancton Marino, y marida estupendamente con todo. ¿Quiere probar las croquetas?”.

Plancton Marino: también para la cocina tradicional

Aquel día descubrí que el Plancton Marino, como ingrediente en la cocina, no es sólo para la cocina moderna. Que, lejos de ser un esnobismo, es una suerte de azafrán o trufa marina. Y sí, que, “donde se ponga un buen puchero con Plancton Marino, o un guiso de bacalao con Plancton Marino, que se quite todo lo demás”

Soy Marina Vela, y hace unos meses incorporé Plancton Marino de forma activa a mi cocina tradicional. Ahora quiero compartir con vosotros cómo darle a esas recetas de toda la vida un toque especial. ¿Os quedáis?