Tag Archives: Recetas con pescado

cabracho a la plancha

Cabracho a la plancha con mantequilla de plancton

¡Quién me iba a decir que el cabracho tiene tantas opciones de preparación! Lo cierto es que yo siempre lo he asociado con el clásico pastel de cabracho. Pero en cuanto me comentaron la posibilidad de hacer cabracho a la plancha ¡me descubrieron un mundo! Me puse a investigar por Internet y cuál fue mi sorpresa: es increíble la cantidad de platos de nuestra gastronomía nacional que se preparan a partir de este pescado.

Para los que no conozcáis el cabracho, os adelanto que es un pescado super sabroso de carnes prietas. Y es que este amigo (poco agraciado, por cierto) es un pez que vive entre rocas. Animaos a probarlo porque merece (y mucho) la pena. Hay quien dice que su sabor le recuerda un poco al del rape…

Como me gusta disfrutar de la buena comida sin complicaciones, me decanté por preparar en casa los lomos de cabracho a la plancha, con un poquito de condimento: la deliciosa y funcional mantequilla de plancton. Es una receta fácil, rápida y que da muy buen resultado.

En apenas 15 minutos podéis tener listo este plato, ¿os animáis con mi receta?

IngredientesPreparación

4 filetes de lomo de cabracho
Mantequilla de plancton
Aceite de oliva
Sal
Pimienta
Guarnición:
Bolas de patatas cocidas y salteadas
Zanahorias mini cocidas y salteadas

Primero debemos limpiar y preparar los lomos. Personalmente, este paso dejo que me lo adelanten en las pescadería. Si le comentáis a los pescaderos cómo queréis preparar el cabracho, allí mismo os los filetearán y limpiarán. Así, en casa sólo tendréis que darle un ligero repaso, y adelantaréis mucho.

Entonces, salpimentaremos los lomos, y pondremos aceite en la sartén o parrilla que vayamos a utilizar. Cuando esté caliente, cocinaremos los lomos en ella.

Cuando esté prácticamente listo, añadiremos la mantequilla de Plancton Marino sobre los lomos. Este paso aportará aún más sabor y una jugosidad a vuestro plato.

Cuando la mantequilla se funda, retiraremos los lomos y los reservaremos para servirlos.

A continuación saltead las patatas y las zanahorias. Un buen truco es que, para esto, uséis la misma sartén en la que habéis preparado el cabracho. Veréis que los jugos del mismo le dan un sabor delicioso a las verduras.

By Marina Vela