Tag Archives: Veta la Palma

ideas para cuidar el mar

4 gestos sencillos que podemos hacer para cuidar el mar

No es ninguna novedad. Diversos medios llevan años comunicando el alcance de la contaminación marítima y sus consecuencias. Ya hay hasta una isla compuesta por microfragmentos de plástico en el Pacífico con una superficie de varios cientos de miles de kilómetros cuadrados. Y, sin ánimo de ser apocalípticos, la cosa ira a más.

Desde Plancton Marino Veta la Palma estamos especialmente concienciados con la vida marina, el respeto a los océanos y al medio ambiente. Y nos hemos dado cuenta, en nuestras conversaciones diarias con nuestros amigos y familiares, que a menudo no se colabora más para evitar la contaminación marina por desconocimiento. Porque, qué duda cabe, ¿quién podría estar a favor de permitir la contaminación de nuestros océanos?

Aunque creamos que no, aunque desde nuestro hogar todo se vea muy lejano y muy inaccesible, no es así: podemos hacer pequeños gestos que, sumados a otros tantos, serán de ayuda (y mucho) para mantener la buena salud del medio marino. Todo es cuestión de compromiso y de ponernos manos a la obra.

¿Os apuntáis a nuestro “sea challenge”?

–       Menos plástico: empecemos por lo obvio. El plástico no es biodegradable y tarda unos 150 años en degradarse. Hemos llegado a un punto en el que usamos una cantidad de plástico muy superior a las capacidades de biodegradación de nuestro medio, por lo que si no ponemos freno, colapsaremos el medio (más de lo que ya está) a base de desechos plásticos. Miremos a nuestro alrededor, veremos plástico por todos lados. Por poco que nos parezca, intentemos reducir el plástico que consumimos: las bolsas de los supermercados, incluso las bolsas de plástico tranparente con las que pesamos la fruta y la verdura. Huid de las bandejas plastificadas donde se nos suelen presentar los alimentos. E intentemos darle una segunda vida a los recipientes de plástico antes de desecharlos. Si todos lo hacemos, el medio ambiente respirará un poco mejor.
–       Lucha contra el cambio climático: aunque el “cambio climático” suene a mostruo de historias para no dormir, está ahí, afectando directamente a la salud del medio marino. Para intentar reducirlo en la medida de lo posible, pensad en si, realmente, necesitáis poner ese motor en marcha (aires acondicionados, automóviles, ascensores…). Y, si la respuesta es sí, buscad la forma de amortizar el uso al máximo. Por ejemplo, llenando la lavadora antes de ponerla.
–       Desechar residuos de forma responsable: día a día nos deshacemos de multitud de basura pero ¿lo hacemos correctamente? Indepedientemente de reciclar papel, plásticos y vidrios, separándolos de los desechos orgánicos, debemos ser responsables con otros elementos menos habituales en los contenedores pero altamente contaminantes. Nos referimos a restos de pintura, baterías y pilas, medicinas, teléfonos y dispositivos electrónicos… que acabarán en el mar si fallamos a la hora de desprendernos de ellos. Recordad: usad los puntos limpios para este tipo de desechos.
–       Playas limpias: sobre todo ahora, que es época de playa, conciencémonos en dejarla mejor de cómo la hemos encontrado. Este verano se ha puesto en marcha un reto por redes sociales, y nosotros ya nos hemos apuntado: consiste en que, cada vez que pisemos la playa, debemos recoger 3 desechos “olvidados” de la arena o de la orilla, y depositarlos en un contenedor cercano.  Si todos lo hiciéramos, ¿no creéis que ganaríamos todos?

¿Contamos con vosotros?

empezar a usar plancton marino

Consejos para iniciarse en la cocina con Plancton Marino

Algo muy habitual a la hora de introducir nuevos ingredientes o condimentos culinarios en nuestras recetas es el temor a cómo usarlos y al resultado final. ¿Cómo se traduce esta innovación en el sabor, textura y aspecto de nuestros platos? ¿Lo aceptarán con gusto nuestros comensales habituales? Ciertamente, los cocineros profesionales están más habituados a este tipo de novedades, pero ¿qué ocurre en la cocina tradicional?

En el caso de Plancton Marino Veta la Palma nos encontramos a menudo con esta situación. Su llamativo (aunque natural) color verde intenso, su característico sabor y la pequeña cantidad de Plancton Marino que se requiere en cada receta puede asustar a los no iniciados. Y es que, ¿qué tiene esta sustancia que con tan poca cantidad hace tanto?

Si quieres probarlo pero no sabéis muy bien cómo funciona, aquí te explicamos paso a paso cómo hacerlo. Sin embargo, es probable (¡y humano!) que temas el sabor de lo desconocido. Por ello, si es la primera vez que pruebas Plancton Marino, puedes disminuir la cantidad a utilizar para que el sabor sea más sutil. ¡Seguro que, una vez lo pruebes, la próxima vez usarás las cantidades recomendadas al completo!

Comenzar con recetas conocidas, un buen punto de partida

Otro buen consejo es comenzar aplicando Plancton Marino Veta la Palma en platos que conozcas bien, y cuya elaboración tengas muy bien controlada. Así podrás apreciar el sabor del plancton en toda su plenitud y sin temor a un fallo en la receta. Como seguro que ya sabes, en nuestro recetario podéis encontrar numerosas recetas (vanguardistas y tradicionales) con ideas de cómo aplicar Plancton Marino Veta la Palma en cada una de ellas.

Por último, recuerda que es el alimento del Mar y para nosotros se convierte en un condimento que nos aporta su sabor original. ¿Tienes miedo a la sal, al orégano o al azafrán? Estos condimentos, al igual que Plancton Marino Veta la Palma, deben ser usados con mesura en nuestros platos… así que, ¿quién dijo miedo?

plancton no es una moda

Por qué Plancton Marino no es una moda pasajera

“Pero Marina, ¿qué vas a hacer con tus recetas cuando pase la moda del Plancton?”. Es una pregunta que, antes o después, me realizan mis comensales. Todos coinciden en el delicioso sabor de mis platos desde que incorporé Plancton Marino a mi cocina como ingrediente habitual. Y todos, por ello, se muestran preocupados por saber cómo sustituiré un ingrediente con tanta personalidad en caso de que “pase la moda”.

Ante esta situación mi respuesta siempre es la misma: sonreír tranquila. Y es que, como les digo siempre, el Plancton Marino no es una moda, ha venido para quedarse. ¿Cuál es el motivo para poder hacer tal afirmación? Pues, en realidad, no hay uno, sino varios motivos de peso. Como los que os describo a continuación.

Ha venido para quedarse

Son varios los motivos por los que Plancton Marino va más allá de modas:

  1. Es natural: cada día miramos más lo que comemos. Hoy día convivimos con numerosos reportajes de investigación que realizan los medios de comunicación para denunciar los químicos de la industria alimentaria. Pocos se libran de este proceso artificial. Y cada vez más, además, miramos las etiquetas de todo aquello que compramos. Plancton Marino es un ingrediente totalmente natural, cultivado en El Puerto de Santa María (Cádiz) a partir de cepas de fitoplancton que, posteriormente, se liofilizan para su mejor conservación. Nada más. Prueba superada.
  2. Es delicioso: al menos, esto es lo que dicen mis invitados cuando lo prueban. Así que ya no se trata únicamente de mi gusto personal. Es una forma realmente interesante de dar sabor a marisco en nuestros platos sin necesidad de usar marisco. O de potenciar el sabor del mismo.
  3. Es versátil: El Plancton Marino se puede usar en numerosísimos platos y creaciones culinarias. Yo, de momento, sólo me atrevo con recetas tradicionales, a las que voy incorporando Plancton Marino. Pero hay muchos chefs que ya lo usan en creaciones más innovadoras con resultados espectaculares, como Ángel León.
  4. Da mucho de si: Al principio el precio del Plancton puede causar un poco de impresión. Sin embargo, ¡un poco da para mucho! (¡comprobado!)
  5. Es independiente de alergias: los alérgicos al marisco están de enhorabuena, y es que pueden degustar el delicioso sabor del mar sin exponerse a reacciones alérgicas gracias a Plancton Marino.
  6. Es de naturaleza totalmente vegetal, lo que lo hace apto para veganos. Y constituye una forma estupenda de dotar de un sabor diferente a sus platos.

Y ahora, ¿de verdad seguís creyendo que Plancton Marino es una moda pasajera?

Saludos, Marina Vela

Veta la Palma

Veta la Palma

La finca Veta la Palma es un paraíso que forma parte del Parque Natural de Doñana. Un espacio destinado tanto a la conservación de la biodiversidad y las especies originarias de la marisma, así como de las actividades destinadas a la acuicultura.

Continue reading